EUROPA SUR En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Fútbol | Coronavirus ¿Y qué va a pasar con los contratos y con los cedidos?

  • Algeciras, Balona y Los Barrios están expectantes por cómo resolverá la Federación este asunto en caso de que el balón vuelva a rodar esta temporada

Sergio Rodríguez, Ganet y Jordan Sánchez, en el último Clásico. Sergio Rodríguez, Ganet y Jordan Sánchez, en el último Clásico.

Sergio Rodríguez, Ganet y Jordan Sánchez, en el último Clásico. / Jorge del Águila

El actual escenario incierto del fútbol acumula muchísimos interrogantes. La gran pregunta es cuándo volverá a rodar el balón y si podrá hacerlo con público o tendrá que ser a puerta cerrada. Pero entonces vienen a la cabeza otras cuestiones fundamentales aún por aclarar: ¿Qué va a pasar con los contratos que expiran el 30 junio? ¿Y con los futbolistas cedidos? ¿Y si alguno apalabró ya su fichaje por otro club? Se antoja un auténtico follón jurídico que está por resolver y que también afecta a los tres equipos del Campo de Gibraltar en categoría nacional: Algeciras CF y Real Balompédica Linense (Segunda B) y UD Los Barrios (Tercera).

La Real Federación Española de Fútbol y LaLiga, siempre enfrentadas con Luis Rubiales y Javier Tebas a la cabeza, hicieron un paréntesis en su guerra para acordar que el Gobierno debe tener la última palabra para declarar cuándo es seguro volver a jugar sin riesgo por la pandemia del Covid-19. Balona, Algeciras y Unión comparten la opinión mayoritaria de que la salud debe ser prioritaria por encima de todo. Los clubes de la comarca hacen frente común para que se vele por los intereses de los más modestos, de los que no forman parte del fútbol profesional, en caso de que se retome la competición a puerta cerrada, algo que mermaría y mucho la economía de las entidades.

La incógnita de los contratos se presenta como el principal caballo de batalla en caso de que la opción de jugar en verano se convierta en una realidad. Son muchos los jugadores y técnicos que finalizan su relación contractual el 30 de junio y también unos cuantos los que está cedidos a modo de préstamo y deben retornar a su club de origen. ¿Cómo van a resolver este entuerto la Federación y LaLiga?

Los albirrojos cuentan con Bijimine a préstamo y cedieron a Romero, Barroso y Antonio Sánchez

El Algeciras, uno de los equipos que más movimientos tuvo en el mercado de invierno en el grupo IV de la Segunda B, tiene tres jugadores cedidos a otros conjuntos y uno a préstamos en su plantilla. Los albirrojos incorporaron el central congoleño Jonathan Bijimine, que llegó en enero desde el Sanse aunque pertenece al Alcorcón de Segunda división. Con los papeles en las manos, debe volver a Madrid el 1 de julio. En el caso contrario se encuentran los porteros Jesús Romero (Ceuta) y Pablo Barroso (Arcos) y el delantero Antonio Sánchez (Xerez DFC), todos ellos en equipos del grupo X de Tercera. En el asunto particular del Gato Romero cuenta ya con la garantía de tener un año más de contrato firmado con los albirrojos.

La Balona cedió a Sidibé a la Unión y tiene a Kaya y Seidú en otros equipos

La Balona no cuenta con cedido alguno en la primera plantilla de Segunda B, sin embargo los albinegros sí tienen tres futbolistas a préstamo en otros destinos. El caso más cercano es el del delantero Sidibé, que el club de La Línea cedió a la UD Los Barrios en invierno en un nuevo gesto de las buenas relaciones que mantienen ambas directivas. Sidibé aterrizó y se marchó a la Villa sin ni squiera haber debutado. Los balonos tienen además a Kaya en el Córdoba B (grupo X de Tercera), también desde la segunda vuelta, y a Kabore Seidú, desde las mismas fechas, en el Villanovense (grupo extremeño de Tercera). Seidú llegó junto a Gadafi, un joven africano que disputó un solo partido con el filial albinegro antes de regresar a casa. Todos estos futbolistas forman parte de la red de captación que la Balona tiene desplegada por el continente africano y que ya ha deparado frutos como el del congoleño Baron Kibamba, traspasado al Sevilla FC. Además, el club cedió al linense Mai, de la cantera, a La Solana (Tercera manchega), pero el delantero decidió volver a casa tras el parón por la pandemia.

El Campo de Gibraltar, como se puede comprobar, no vive ajeno al inmenso entramado que mueve el fútbol español en las llamadas categorías no profesionales. Si el balón vuelve a rodar esta temporada, la Federación y la LaLiga tienen muchísimos cabos que atar para que el engranaje funcione. Dicho queda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios