Un retraso de dos años

Tras la primera indignación, una cierta Andalucía demoscópica da la razón a quien hace electoralismo de trincheraTejerina no duda en llamar retrasados a los niños de un territorio si se trata de elecciones.

-->