Algeciras CF

Santi Luque, otro ex que gusta al Algeciras

  • Los albirrojos manejan la opción del extremo, que no va a continuar en la Balona

  • La afición guarda buen recuerdo del malagueño a pesar del descenso de 2015

Santi Luque celebra un gol con el Algeciras. Santi Luque celebra un gol con el Algeciras.

Santi Luque celebra un gol con el Algeciras. / Andrés Carrasco

Uno de los nombres que el Algeciras CF maneja para reforzar las bandas es conocido y del agrado de buena parte de la afición albirroja. El club del Nuevo Mirador piensa en Santi Luque, extremo malagueño de 27 años que jugó en el Algeciras de la temporada 15-16 en Segunda B como cedido por el Tenerife y que el pasado invierno desembarcó en la Real Balompédica Linense.

Santi Luque no va a continuar en la Balona, salvo giro inesperado, y el Algeciras quiere a un futbolista de su perfil. Esfumado el sueño de otro exalgecirista como Moussa Sidibé (va a firmar por la Ponferradina de Segunda A), las opciones de la entidad apuntan al malagueño como una posibilidad que puede acabar en buen puerto, aunque otros ex como el Salamanca podría irrumpir para volver a hacerse con el banda.

El Algeciras y un ex de la Balona vuelven a estar relacionados este verano en el mercado más atípico que se recuerda, el mercado del Covid-19. A los del Nuevo Mirador se les ha vinculado con ofertas a Tomás Sánchez, Javi Montoya y Dopi. De momento ninguno de los tres tiene nuevo destino. El lateral izquierdo algecireño dejó la puerta casi cerrada a un posible fichaje por los albirrojos ahora. El portero recibió una importante oferta económica, que se ha pensado, aunque continúa a la espera de un club de superior categoría. Del interés por Dopi no ha trascendido nada nuevo.

Moussa, cerca de la Ponferradina, un sueño que se esfuma

Santi Jiménez Luque conoce el Nuevo Mirador y es recordado de buen grado por buena parte de la afición. El que llegó entonces cedido por el Tenerife es un futbolista capaz de ser muy desequilibrante, aunque no ha conseguido echar raíces desde que dejó las islas. A la Balona aterrizó en el mercado de invierno después de un pequeño parón ya que procedía del Guaraní de Paraguay y su competición había finalizado semanas antes. Llegó a disputar ocho partidos con los albinegros hasta que la crisis sanitaria generada por el Covid-19 obligó a detener la competición.

El extremo, que puede jugar por las dos bandas, se forjó en los escalafones inferiores del Real Betis y pasó por San Roque de Lepe, Ronda, Tenerife, Algeciras, Melilla, Lorca, Recreativo Huelva, Lorca, Écija, Salamanca CF UDS, Guaraní y Balona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios