Real Balompédica Linense La Línea pide al CSD 900.000 euros para las torretas del Municipal

  • El Consejo prometió en 2016 a una ayuda de tres millones para el estadio que nunca llegó

Vista aérea de la torreta derribada por la Borrasca Elsa Vista aérea de la torreta derribada por la Borrasca Elsa

Vista aérea de la torreta derribada por la Borrasca Elsa / Roberto Ruiz (cedida)

El Ayuntamiento de La Línea, como anunció su alcalde Juan Franco, el pasado martes, busca soluciones para que el estadio Municipal esté el menor tiempo posible sin iluminación artificial. El equipo de gobierno hizo público este jueves que se va a dirigir al Consejo Superior de Deportes para que haga efectivo un compromiso de dicho organismo y conceda una ayuda de 900.000 euros procedente del fondo de las quinielas para reponer las cuatro torretas de las que carece la instalación desde el pasado mes de diciembre.

Del éxito de la gestión va a depender en el futuro el horario de los encuentros de la Real Balompédica, que milita en el grupo IV de la Segunda división B y que se ve forzada a jugar como local a mediodía.

En septiembre de 2016 el Ayuntamiento solicitó al Consejo Superior Superior, que por entonces presidía Miguel Cardenal, tres millones de euros para solventar los problemas que ya por entonces se adivinaban en el estadio Municipal. Tras varias reuniones Cardenal se comprometió a buscar fórmulas para hacer llegar ayudas a través de las quinielas, ya que una parte del dinero recaudado por el estado por ese sistema de apuestas debía ser destinado a mejoras en instalaciones deportivas.

En octubre de 2017 Juan Franco denunció que el Gobierno no solo no había respetado aquel acuerdo, sino que había abortado compromiso contraído por las autoridades de Gibraltar para que el Municipal se reconstruyese con dinero procedente del fútbol de la colonia británica. A cambio de esa inversión el estadio linense se convirtiría en la casa tanto de la selección del Peñón -que por entonces jugaba como local en Portugal- como de los equipos de la National League cuando disputasen partidos de competiciones europeas.

Justo dos años después del primer contacto Ayuntamiento-CSD, en septiembre de 2018, cuando ya tenía conocimiento del informe de los técnicos municipales que obligaba a derribar la visera de la grada de Tribuna, La Línea se dirigió a María José Rienda, actual máxima responsable del CSD, para que hiciese suyo aquel acuerdo que había quedado en agua de borrajas. No se conoce que existiese respuesta.

Ahora las instituciones linenses se ven en una situación límite. El 20 de diciembre la Borranca Elsa derribó una de las torretas y el Consistorio decidió demoler las tres restantes ante el evidente riesgo, dado su estado de deterioro, de que pudiesen sufrir la misma suerte.

Inversión conjunta CSD, Junta y Ayuntamiento

Ante esta situación el Ayuntamiento solicita “la convocatoria urgente de la comisión directiva del Consejo Superior de Deportes para que se atiendan las inversiones que precisa el recinto de forma conjunta entre el propio Consejo Superior de Deportes, la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento”.

Esta petición se basa en razones de Estado por las que fue construido y tendría como fin sostener el estadio hasta la aprobación del PGOU, momento en el que se buscarán soluciones para el conjunto de la Ciudad Deportiva”, añade el comunicado del equipo de gobierno.

“Asimismo, la moción propone a la presidenta del CSD que haga efectivo el compromiso alcanzado con su predecesor en el cargo y libre una cantidad procedente de los fondos de las quinielas para reponer las cuatro torretas de iluminación que han sido retiradas, gasto que se cifra en 900.000 euros”, finaliza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios