La Línea

La Línea se plantea mantener el Municipal en su ubicación actual

  • Los problemas del estadio obligan a cambiar los planes del nuevo PGOU

El estadio Municipal de La Línea, sin torretas ni la visera de tribuna El estadio Municipal de La Línea, sin torretas ni la visera de tribuna

El estadio Municipal de La Línea, sin torretas ni la visera de tribuna / Jorge del Águila

El Ayuntamiento de La Línea maneja varias opciones para encajar un nuevo estadio de fútbol dentro del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) y que pueda estar operativo lo antes posible. Si en un primer momento la propuesta era que se construyera en la explanada anexa al parque Princesa Sofía, frente al pabellón polideportivo, el equipo de gobierno baraja ahora otras opciones después de que las instalaciones se hayan quedado sin iluminación artificial, cuya reposición ascendería unos 900.000 euros. La intención es que a finales de este mes se decida el plan definitivo entre tres opciones: que el estadio se quede en el actual emplazamiento, con una remodelación que respete o elimine las pistas de atletismo -estas se construirían en otro lugar-, o llevarlo a otra ubicación. Sea cual sea la solución definitiva, la intención es que la Balona no deje de jugar en La Línea mientras se construye el estadio, trabajos que comenzarían en un plazo de tres o cuatro años.

La primera propuesta, debatida ya entre el alcalde, Juan Franco, y el presidente de la Balona, Raffaele Pandalone, era que el nuevo estadio tendría capacidad para 12.000 espectadores sin pistas de atletismo. Ese plan inicial se encuentra ahora en fase de debate ante la situación del estadio, que tiene pendiente de actuación la obra de la reposición de la visera de tribuna y desde hace unos días carece de iluminación por la retirada de las torretas tras la caída de una de ellas debido al temporal.

El coste de un nuevo sistema de luces asciende a unos 900.000 euros, cantidad prácticamente inasumible para el Ayuntamiento, que por otra parte no desea que la Balompédica, y también el Club de Atletismo Linense, esté tanto tiempo sin iluminación artificial.

El nuevo PGOU se encuentra en proceso de información pública, por lo que está abierto a propuestas. El borrador del nuevo PGOU recogía la demolición del actual estadio Municipal y la construcción de otro, que contaría con otros servicios añadidos de carácter lúdico y comercial, en la zona anexa al parque Princesa Sofía en la que existe una explanada que en su día fue utilizada como aparcamiento para caravanas.

El parque perdería la zona en la que se construiría el nuevo estadio pero ganaría los terrenos en los que actualmente están los campos de fútbol de la ciudad deportiva, la antigua piscina y las instalaciones de Obras y Servicios. El traslado de la ciudad deportiva, según este documento, se haría a unos terrenos situados en la ronda norte.

El documento también contempla la reordenación de los suelos del parque Princesa Sofía y de la ciudad deportiva, que según el documento se encuentran "actualmente muy deteriorados físicamente y con dificultades de ser usados como tales" y se plantea que se dote a esta zona de usos complementarios de ocio o comerciales. Los restos arqueológicos del fuerte de Santa Bárbara se integrarían en el conjunto de los espacios del parque y del litoral marítimo.

Verdemar-Ecologistas en Acción se ha mostrado en contra de la reordenación del parque, ya que entienden que la propuesta, que además del estadio incluye un centro de ocio-recreativo y un centro terciario-hotelero (business center), colindando con la zona aeroportuaria de Gibraltar “darían la puntilla final al parque Princesa Sofía, convertirlo en unas calles ajardinadas con actividades generadoras de residuos sólidos urbanos sin control”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios