Fútbol | Segunda división B

Un informe técnico obliga a dejar de utilizar la zona cubierta de la Tribuna del Municipal de La Línea

  • Balona y Ayuntamiento trabajan para colocar gradas supletorias y para recuperar la capacidad de la Preferencia, que ayer aparecía acotada

La grada de Tribuna del Municipal, con el voladizo que tendrá que ser derribado. La grada de Tribuna del Municipal, con el voladizo que tendrá que ser derribado.

La grada de Tribuna del Municipal, con el voladizo que tendrá que ser derribado. / Erasmo Fenoy

El alcalde de La Línea, Juan Franco, ha notificado esta mañana al presidente de la Real Balompédica, Raffaele Pandalone, que ha tenido acceso a un informe técnico que obliga a dejar de utilizar la parte cubierta de la grada de Tribuna del estadio Municipal, en el que disputa sus encuentros el conjunto albinegro. La conclusión de dicho informe es que la visera del estadio debe ser molida. El club baraja colocar gradas supletorias en la parte baja de esa grada, mientras que el Consistorio agiliza los trabajos para restañar la zona de Preferencia que ayer apareció acotada, de manera que pueda ser utilizada en su totalidad.

Los técnicos municipales de La Línea están finalizando un informe que hace hincapié en el peligro de desprendimientos de la visera del Municipal, por lo que desde hoy mismo está prohibido el acceso a esa zona del recinto deportivo, desde la siguen los partidos de la Balona la mayor parte de los aficionados que acuden a Tribuna.

Ayuntamiento y Balompédica trabajan ahora de manera conjunta para que de cara al compromiso que los de Jordi Roger disputarán dentro de dos semanas con el Sevilla Atlético ya estén colocadas unas gradas supletorias en la parte inferior de la Tribuna con capacidad para unas 1.500 personas. En principio, los costes que propicia tanto la instalación de la misma como el seguro correspondiente corren por parte del erario público.

Además, operarios municipales trabajan desde la mañana de ayer para adecentar la parte alta de la grada de Preferencia (la más cercana al mar) que ayer en el duelo entre Balona y Atlético Malagueño solo pudo ser utilizada en parte, ya que se habían desprendido algunas hileras de asientos. El objetivo es recuperar la capacidad de esa parte del coliseo balono (unas 6.000 localidades) para garantizar que todo el que quiera presenciar los partidos pueda hacerlo.

En la reunión que esta mañana han mantenido las autoridades municipales y la directiva se barajó la posibilidad de que la Balona jugase temporalmente en otro estadio. Pero hay que tener en cuenta que la envergadura de la obra y los plazos necesarios para cumplir con el proceso burocrático van a propiciar que la situación se prorrogue durante meses, así que la opción del éxodo a Los Barrios, Estepona e incluso Marbella ha quedado, en principio, descartada.

La directiva apela a la paciencia y la buena voluntad de sus hinchas para sobrellevar una situación devenida de la que el club no es responsable.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios