Puerto de Algeciras Preocupación en la sociedad de estiba por la drástica bajada de actividad prevista por Maersk

  • El director del Centro Portuario de Empleo aboga por una negociación laboral para reducir aún más los costes tras los ajustes de febrero de 2018

Estibadores del Puerto de Algeciras caminan junto a dos contenedores de Maersk Line. Estibadores del Puerto de Algeciras caminan junto a dos contenedores de Maersk Line.

Estibadores del Puerto de Algeciras caminan junto a dos contenedores de Maersk Line. / Erasmo Fenoy

Preocupación en el seno del Centro Portuario de Empleo del Puerto de Algeciras, la sociedad que gestiona el trabajo de los estibadores, ante el anuncio de la naviera Maersk de reducir en un 30% su actividad planificada para 2020.

La naviera danesa ha comunicado, como adelantó Europa Sur en su edición de este jueves, la intención de reducir en unos 700.000 movimientos su actividad en Algeciras para desplazarlos a otros puertos con menores costes unitarios, como Tánger-Med, donde también opera. La naviera y su filial para la gestión de terminales, APM Terminals, consideran que los costes por movimiento deben reducirse en un 20% para mantener la competitividad y, con ello, la actividad.

“Es algo que no nos sorprende, aunque se recibe con estupor. No son buenas noticias y somos conscientes de la fragilidad que tiene el Puerto de Algeciras ante el exceso de oferta portuaria. Habrá que tomar medidas para ser competitivos y no perder la cuota de actividad”, ha valorado a Europa Sur, Carlos Mata, director general del Centro Portuario de Empleo de Algeciras.

Mata ha reseñado que las navieras suelen trazar por estas fechas sus previsiones para el siguiente ejercicio, sin que en sus siete años al frente del CPE (antes Sagep) se hubiera planteado una bajada tan drástica de la actividad por parte de una naviera. “Que el principal cliente diga esto produce preocupación y desasosiego”, ha reconocido Mata. Desde 2012, cuando se puso al frente, no había vivido una situación similar. “Hubo ajustes en 2010 y 2011, pero jamás se había producido un anuncio tan drástico”, ha agregado.

Para Mata, la reducción de los costes desde el punto de vista de los trabajadores, como uno de los múltiples factores que intervienen en cuánto cuesta mover un contenedor en los puertos, debe ser negociada. Durante estas semanas, los sindicatos de la estiba y la patronal mayoritaria, Anesco, negocian en Madrid el V acuerdo marco para fijar las reglas generales del trabajo antes de la renovación de los convenios colectivos de los puertos.

Desde abril de 2018 ya se aplican medidas pactadas entre los sindicatos y la patronal para reducir los costes laborales en todos los puertos españoles, que en el caso de Algeciras se materializaron en un incremento de los rangos para cobrar la productividad (de 79 contenedores a 83) y una congelación salarial durante los primeros años.

Pero falta implementar otras medidas que tendrían incidencia como la supresión de figuras como el apuntador o una reestructuración en la composición de las manos (cuadrillas) de estibadores. Todas estas cuestiones dependen del nuevo convenio de Algeciras, a expensas del acuerdo marco. El anterior convenio está vencido desde diciembre de 2017.

“Hay margen y habrá que hacer nuevas cosas más allá de lo ya pactado para llegar al porcentaje de reducción. Es una mala noticia, pero esperamos que se quede en un anuncio que no se lleve a la práctica”, ha subrayado Mata.

El CPE de Algeciras tiene a 1.830 estibadores en plantilla más otros 480 dentro de la bolsa de eventuales gestionada por Adecco. “Debemos ser prudentes, sin caer en el escepticismo. Hasta ahora no teníamos competidor en la otra orilla, pero Tánger-Med ya está aquí”, ha apuntado Mata.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios