Al microscopio

¡Viva la Ciencia!

Hay hombres y mujeres que dedican su vida a hacer la nuestra un poco mejor

En el último día del año quiero compartir con ustedes algunos de los avances científicos más importantes, según Science, ocurridos durante 2021

La prestigiosa revista destaca entre esos avances la predicción de la estructura tridimensional de las proteínas mediante inteligencia artificial. AlphaFold y Rose-TTA-Fold son los algoritmos que pueden predecir la forma tridimensional de una proteína basándose solo en su secuencia de aminoácidos. Verán, esto es enormemente importante, ya que las proteínas conforman nuestros tejidos, regulan nuestros procesos bioquímicos, transportan sustancias por el organismo y realizan un sinfín de actividades que dependen de la forma que adquieran por plegamiento de su cadena de aminoácidos (los ladrillos que forman las proteínas). La función de una proteína depende por tanto de su forma, de cómo se pliega en el espacio su cadena de aminoácidos. Este descubrimiento facilitará la labor de los investigadores ya que pondrá a su disposición una base de datos con la forma de millones de proteínas, lo que permitirá conocer mejor su función. Otro de los logros que destaca Science es el descubrimiento y aplicación de antivirales contra la COVID 19, que previenen los síntomas y la muerte si se toman en los primeros días de la infección.

También se destacan en la revista las observaciones sísmicas en Marte, lo que permitirá conocer mejor su formación y evolución posterior, hasta su estado actual. En julio del año que hoy termina, se publicaron los primeros datos de Insight, el módulo de la NASA que cuenta, por cierto, con una estación medioambiental diseñada por el Centro de Astrobiología español.

Por otro lado, ya no hará falta contar con restos fósiles para obtener ADN antiguo. En los Montes Altai de Siberia y en la Galería de las Estatuas de Atapuerca (Burgos) se ha conseguido obtener ese ADN del análisis de sedimentos. Este logro era impensable hace diez años cuando apareció la llamada Paleogenómica, el análisis de ADN antiguo a partir de restos fósiles.

La cría de embriones de ratón extraídos de la madre ha permitido conocer mejor las primeras etapas del desarrollo embrionario, lo que permitirá entender el porqué de los abortos espontáneos o los defectos congénitos. También este año se ha dado un paso más en la técnica llamada CRISPR, el "corta y pega" en el ADN. La edición genética se ha aplicado este año por primera vez en pacientes con amiloidosis hereditaria, una enfermedad en la que se pliega mal una proteína y daña nervios y corazón.

¿Qué sería de nosotros sin la Ciencia? Detrás de todos estos descubrimientos hay hombres y mujeres que dedican su vida a hacer la nuestra un poco mejor. ¡Feliz entrada de año!

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios