Algeciras CF - Betis Deportivo | Entrenadores Salva Ballesta: "El Betis Deportivo se ha encontrado con un equipo de guerreros"

  • "Vamos a soñar, pero con sentido común", dice el técnico sobre el objetivo de subir a Segunda

Salva Ballesta, en el encuentro ante el Betis Deportivo.

Salva Ballesta, en el encuentro ante el Betis Deportivo. / Erasmo Fenoy

El entrenador del Algeciras Club de Fútbol, Salva Ballesta, compareció ante los medios tras la victoria de su equipo este domingo ante el Betis Deportivo (1-0) y dijo que los ataques rivales "fueron neutralizados en todo momento" y que el filial verdiblanco se encontró enfrente a "un equipo de guerreros".

"Nos enfrentamos a un equipo enorme, con jugadores de muchísimo talento, físicamente muy fuertes y veloces, pero enfrente tuvieron a un equipo que sabe identificar muchas situaciones de juego y que trabaja de manera muy completa y es muy camaleónico, como es el Algeciras", comenzó el técnico albirrojo.

"En los primeros 15 minutos ellos salieron, sabíamos que les gusta tener posesión de balón, y llegaban por banda, pero fueron neutralizados en todo momento. En los mejores minutos del rival fue cuando llegó la ocasión más clara de la primera parte, la llegada de Canilla con centro a Romero que si llega a impactar bien al balón hubiera sido el 1-0", abundó el zaragozano.

"Ellos tenían una cosa muy clara en la primera parte, meter a sus mediocentros en banda para intentar generar ahí superioridad numérica, pero eso se contrarrestó con nuestra superioridad en el centro del campo. Ahí nos faltó girar al lado contrario. No teníamos balón, nos faltaba continuidad de jugada y buscar el lado contrario que estaba más despoblado, pero en ningún momento tuvimos sensación de peligro. Ahí somos fortísimos y estábamos cómodos, dentro de lo que es un partido de una intensidad, con mucho juego de ambos equipos y que en cualquier momento se podía decantar para cualquier lado", continuó.

"Teníamos muy bien equilibrado al equipo. La labor tanto de Armando como de los centrales y los dos de delante, Álex e Iván, fue muy buena. En algún momento nos faltó esa claridad para circular balón y generar, llegar a banda y centrar para tener capacidad de remate. Poco a poco lo conseguiremos", comentó Ballesta.

"En la segunda parte buscaron meter los extremos por dentro para generar esa superioridad numérica de nuestros dos centrales con Armando, pero somos un equipo que se adapta a todo, que reconoce cualquier situación del rival y se transforma. Neutralizamos cualquier situación de peligro de ellos", afirmó.

Sobre el Betis Deportivo, opinó: "Tiene un presupuesto espectacular, con jugadores con una edad que no corresponde a un filial y con dinámica de primer equipo. Cuando ha titubeado en la competición ha tenido la oportunidad de ir a por los dos jugadores más en forma o más de moda y los han cogido. Es un grandísimo equipo, formidable, pero se encontró delante un equipo de guerreros".

En medio de la explicación del desarrollo del encuentro, el entrenador mandó un mensaje a la grada: "Por cierto... me da lo mismo... Va a parecer tal. Le como los huevos y lo que no son los huevos a los aficionados porque este domingo ganaron y fueron partícipes de la victoria de una manera espectacular. Me quito el sombrero. La afición del Algeciras es la que requiere este equipo. En otras ocasiones también, pero este domingo nos vestimos todos de camuflaje. Fuimos a la guerra, tuvimos el machete en la boca y ganamos todos el partido"

Cuestionado sobre la superioridad técnica del rival, respondió: "¿Dónde hay que hacer daño? Arriba. A mí, que el rival toque (el balón)... depende de para qué. Nosotros podemos ralentizar el juego, como en la primera parte, para hacer salir el rival y a partir de ahí encontrar los espacios. Lo que no voy es a atacar a un rival junto. Quizás en algún momento nos faltó velocidad de circulación, pero sabíamos que teníamos que llevar al rival a banda y provocar centros, porque ahí somos fuertes. Siempre que había un futbolista en banda, siempre había un jugador del Algeciras y una ayuda". 

"En la segunda parte el partido se rompió, tuvimos nuestras ocasiones, tuvimos balón en muchos momentos y lo llevamos de un lado a otro. Pudimos encarar. Alcázar demostró que ya está ahí, a pesar de no haber entrenado durante toda la semana, y provocó muchísimo. Su salida retenía mucho a su lateral derecho", siguió el técnico.

"Tuvimos la entrada del bicharraco, de Almenara, que se la dio a Ubis. No estuvimos acertados, pero fue otra ocasión. Fue un rival que no nos generó peligro, excepto la última ocasión del palo, y al que tuvimos muy controlado. Hicimos un partido muy trabajado, muy de experiencia y que nos da una posición brutal", añadió.

Ballesta, a pesar de la gran temporada, tiene los pies en el suelo: "No tenemos que sacar el patrón para el que estaba confeccionado este equipo a lo que se ha conseguido. Lo que venga, lucharemos como en este partido a muerte. Somos un rival muy difícil. Para el partido del Linares tendremos la posibilidad de recuperar a Jordi, a Raúl, Alcázar estará mejor... Pero no pensemos que ese puesto de Segunda A está pensado para nosotros.

"Vamos a pelear y no vamos a decir no a nada, pero hay mucho trabajo, hay equipazos, hay presupuestos y jugadorazos y nuestra fuerza es la fuerza de todos, no la fuerza individual. Hay equipos que tienen futbolistas que te pueden resolver partidos, pero el Algeciras los resuelve a nivel grupal. No quiero que nadie meta presión a los jugadores, ni interna ni externamente, porque es como más cómodos están. En el campo lo entregan todo. No vamos a exigir. Vamos a soñar. Vamos a hacerlo, pero con sentido común", añadió. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios