Algeciras CF | El rival El Betis Deportivo, de la épica a la ilusión

  • El primer rival del Algeciras en la segunda fase, con la moral al máximo tras su clasificación 'in extremis'

  • El filial solo ha perdido dos veces esta temporada y juega con verticalidad

  • Juan Serrano y Bandaogo, las caras conocidas de una plantilla amplia y con talento

La plantilla del Betis Deportivo celebra su ascenso en Córdoba.

La plantilla del Betis Deportivo celebra su ascenso en Córdoba. / Betis Cantera

El Betis Deportivo, el primer rival del Algeciras CF en la segunda fase de la temporada (domingo a las 12:00 en el Nuevo Mirador), es el equipo de la ilusión. El filial se convirtió en el último invitado del selecto pelotón de seis conjuntos del grupo IV que pelearán por estar en el playoff de ascenso a Segunda. Los verdiblancos lograron la plaza y el ascenso a la Primera RFEF de la manera más épica posible con un triunfo in extremis en Córdoba y dejando fuera al eterno rival, al Sevilla Atlético.

El Betis Deportivo y el Algeciras viven en mundos paralelos como instituciones, pero comparten el haber logrado su objetivo antes de tiempo y el llegar a la lucha por el playoff a Segunda sin presión alguna. Ambos quieren competir y disfrutar por el premio gordo, algo que no todos los clubes pueden permitirse.

El filial de Heliópolis parte como último de los seis, con 30 puntos, en la clasificación con la que arranca la segunda fase, sin embargo, los béticos pueden ser el equipo con la moral más alta. Lo que ocurrió en El Arcángel es de esas cosas que perdurarán en el tiempo: los chicos de Manel Ruano perdían 1-0 en el minuto 90 hasta que el portero Dani Rebollo subió a rematar un córner y empató. Tres minutos después, con el partido roto, Mizzian hizo el 1-2 que daba el tercer puesto por el golaveraje a los béticos y dejaba fuera al filial Sevillista, que incluso llegó a celebrar unos instantes tras vencer en su choque el Yeclano.

Antes de alcanzar la épica, el Betis Deportivo salvó una primera fase con obstáculos y con un comienzo titubeante tras el debut con derrota en El Ejido. El filial se reenganchó a la lucha por los tres primeros puestos, en buena medida porque solo sufrió una derrota más, en casa ante el Recreativo de Granada. Los chicos de Ruano solventaron su falta de pegada gracias a la inspiración de Raúl, artífice de 11 dianas de las 23 que han sumado los béticos.

El Betis aprovechó el mercado de invierno para reforzarse, entre otros, con el algecireño Juan Serrano, entonces el pichichi y jugador revelación del Algeciras. Pellegrini ascendió a Yassin Fekir, hermano de Nabil, y el club abrió la puerta a Irizo en una operación con el Linares en la que fichó a Isra Cano. Llegó también Chema Núñez, del Albacete, y han tenido protagonismo dos juveniles como Marchena y Morillo.

El filial cuenta con una plantilla amplia con jugadores importantes como el portero Dani Rebollo, el héroe de Córdoba junto a Mizzian, los galones de Luis Martínez, el veterano del vestuario, el revulsivo que ha supuesto Baena o el músculo del exbalono Bandaogo, internacional con Burkina Faso y que acaba de salir de una lesión. El centrocampista ya estaba disponible la última jornada y podría tener opciones de recuperar su sitio este domingo. El exalgecirista Juan Serrano, por su parte, disfrutó de la titularidad nada más llegar, pero tras cumplir sanción se ha visto relegado a un rol desde el banquillo, jugando algo más adelantado de lo que lo hacía en el Nuevo Mirador.

Los que han visto al Betis Deportivo esta temporada destacan un estilo de juego alegre y vertical, un equipo que gusta jugar por bandas con rapidez y con agresividad. Un filial de Primera con talento que en apenas dos años ha pasado de estar en Tercera a verse en la pelea por subir a Segunda. Mucho que ganar y muy poco que perder para un conjunto joven y con hambre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios