Algeciras CF

El Algeciras, solo ante el peligro

  • Buena parte de la afición albirroja arroja la toalla por la liguilla y pierde la fe en el equipo de Fajardo tras los dos varapalos seguidos

  • La plantilla, sin el crédito de la grada, afronta ahora una prueba de madurez

Un abonado se dirige al palco del Algeciras durante el partido con el Ciudad de Lucena. Un abonado se dirige al palco del Algeciras durante el partido con el Ciudad de Lucena.

Un abonado se dirige al palco del Algeciras durante el partido con el Ciudad de Lucena. / Erasmo Fenoy

El Algeciras CF vive horas bajas. Las dos últimas derrotas, especialmente la del pasado domingo ante el Ciudad de Lucena, han colmado la paciencia de buena parte de la afición hasta el punto de que algún seguidor ha roto incluso su abono. Muchos hinchas ya no creen en las posibilidades del equipo de Emilio Fajardo para reengancharse a la liguilla de ascenso a Segunda B. Muchos, tremendamente desilusionados también con la directiva, están dispuestos a no pisar más el Nuevo Mirador lo que queda de temporada. Restan ocho partidos por delante y da la sensación de que la plantilla albirroja se ha quedado sola ante el peligro.

El fútbol se mueve por extremos en un algecirismo quemado, muy machacado en los últimos años con disgustos y decepciones. Hasta hace dos semanas, Fajardo y sus jugadores habían conseguido devolver la ilusión con una escalada lenta pero constante hacia la cuarta plaza. El vigor producido tras estar diez jornadas sin perder elevó a los albirrojos a las puertas de la liguilla antes del inesperado tropiezo en Córdoba. En aquella nefasta segunda parte se inoculó el mal que se propagó el pasado domingo cuando el Lucena empató.

El algecirismo no estaba preparado para dos tortas de golpe y porrazo. Y menos de esa manera. Porque se puede perder, pero no disparándose en el pie dos veces seguidas. Es la reflexión que predomina entre unos aficionados que empiezan a resignarse con repetir una vez más la pesadilla de seguir en Tercera división.

Muchos seguidores aseguran que no irán más al Nuevo Mirador este curso y hay quien incluso rompe su abono

El Algeciras comenzará este miércoles a preparar la visita del domingo a Coria (12:00), un desplazamiento vital que para muchos hinchas ya ha pasado a un segundo plano por detrás de la crisis actual y la deriva del club a partir del mes de junio. La directiva continúa con una labor titánica para reflotar la economía, pero la sombra deportiva amenaza con eclipsarlo todo y a todos.

Quedan 24 puntos por jugarse y el cuarto lleva cinco de ventaja, pero muchos algeciristas han perdido ya la fe en el plantel de Emilio Fajardo. La realidad es que ahora comienza una nueva liga para los albirrojos, sin el crédito de la grada aunque seguramente sin esa pesada losa de la presión que genera el tener que ganar o ganar.

El vestuario dijo que no va a tirar la toalla, el problema es que la toalla la ha arrojado buena parte de la hinchada. Dicho de otra manera, ahora es el equipo de Fajardo el que debe tratar de reconvencer a sus fieles de que sí es posible la remontada, de que hay tiempo y puntos para llegar a mayo con papeletas para el sorteo.

Ahora más que nunca, el futuro del Algeciras está en manos de unos pocos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios