Algeciras CF - Cádiz B | La crónica (2-0) El Algeciras es insaciable

  • El líder invicto conquista su sexta victoria consecutiva

  • Juan Serrano desarma al Cádiz B y Mendes rubrica la superioridad albirroja

  • Espejo lidera una defensa sobresaliente y Raúl Hernández pone chispa

Juan Serrano celebra el primer gol del Algeciras ante el Cádiz B. Juan Serrano celebra el primer gol del Algeciras ante el Cádiz B.

Juan Serrano celebra el primer gol del Algeciras ante el Cádiz B. / Nacho Marín

El Algeciras CF sigue llenando el buche con puntos y alegrías. Come, come y no para de comer. El equipo de Salva Ballesta es insaciable. El líder invicto del grupo IV-A de la Segunda B sumó su sexta victoria consecutiva de la temporada -¡la sexta!- tras someter al Cádiz B (2-0) en el partido de la séptima jornada, el que fue aplazado el pasado 5 de diciembre por un positivo de coronavirus en el seno cadista. Ni un parón de más de 20 días sin competir ha frenado a un Algeciras inmutable que sigue a lo suyo como una apisonadora. 19 puntos de 21 posibles dan para soñar esta Navidad con algo grande en 2021.

Este Algeciras puede con todo y con todos. A día de hoy, solo el Marbella ha podido contestar a un equipo que va a más, que saca recursos de la chistera semana tras semana, que se adapta a cualquier tipo de circunstancia y que te golpea fuerte en el hígado si bajas la guardia medio segundo. Así es este Algeciras: incansable, pegador, un pesao dentro del césped que transmite una confianza abrumadora.

El fútbol volvió al Nuevo Mirador y lo hizo con público, con esos 400 que permite la Junta de Andalucía en estos tiempos de pandemia. Quién sabe qué habría pasado si este partido se hubiese disputado a puerta cerrada como correspondía allá por el 6 de diciembre. El aliento y el ruido de las gradas también jugaron su parte. La única pena es que no pueda haber varios miles de aficionados disfrutando in situ con lo que está construyendo este Algeciras 20-21.

El Algeciras gana y gana porque tiene futbolistas diferentes como Juan Serrano. El canterano apareció una vez más para desequilibrar la balanza. Juanito sacó su cañón telescópico a relucir en la segunda parte para romper las tablas y desatascar un partido que estaba siendo tremendamente igualado, incluso con un puntito más de mordiente por parte del filial cadista. Tras el 1-0, el líder devoró al Cádiz B en todos los sentidos. Mendes marcó por fin y aumentó la renta y los albirrojos debieron sentenciar con uno o dos tantos más... Los de Salva Ballesta ganaron la partida por derecho, diga lo que diga el bueno de Juanma Pavón. 

El duelo de rivalidad provincial se jugó durante muchos minutos como en un tablero de ajedrez, con dos conjuntos perfectamente ubicados y con dos maestros pensando cada movimiento desde la banda, tratando de controlar el reloj. El Algeciras quería avivar las llamas mientras que el Cádiz B aplicaba cloroformo sin renunciar al ataque. El primer tiempo fue el fiel reflejo de esta batalla de pizarras.

El Algeciras retornó del doble parón con la vuelta de Edu Ubis en el once. El centrodelantero, que no jugaba desde la tercera jornada, entró por el lesionado Yago Pérez y Alcázar repitió como lateral derecho por Melchor, que ultima su recuperación. El resto del bloque, el que ya se está aprendiendo la afición, con una defensa cada vez más afianzada en la que sobresalió Dani Espejo, imperial desde el costado izquierdo.

El filial salió con soltura y enseñó los colmillos durante los primeros 20 minutos, tratando de entrar por bandas, con Boselli y Diarrá, buscando centros laterales. El Algeciras se asomó con un remate desviado de Ubis en el minuto 6. El ariete riojano bregó de lo lindo con Saturday y Lautaro.

Los locales intentaron en el 24' una de sus jugadas preferidas: saque en largo de Vallejo y balón que casi controla Alvarito Romero. El veloz atacante algecirista fue secado por la zaga amarilla en las pocas intentonas que tuvo en el primer acto. El Algeciras, zarandeado por un rifirrafe entre jugadores, estuvo a punto de marcar a la media hora en una falta de Espejo que Flere no atajó y cuyo rechacé empaló Ubis. El cuero lo sacaron entre Lautaro y Duarte cuando ya se colaba. La réplica cadista la tuvo Duarte en el 40' tras un centro que despejó Vallejo: había poco hueco y el jugador amarillo falló al ajustar a su izquierda.

Tras el descanso, el Cádiz B salió como una flecha con un disparo peligroso de Diarrá. Se estaba animando el filial de Pavón cuando el Algeciras mostró el aguijón. El algecireño Juan Serrano recibió al pasar el centro del campo por la izquierda, se fue adentrando mientras un contrario reculaba y reculaba, y el canterano soltó el latigazo cerca del borde del área. Inalcanzable para un Flere que reaccionó tarde. Golazo marca de la casa del niño, que ya suma tres dianas en Segunda B.

El gol lo cambió todo. El Algeciras se adueñó de la situación. Raúl Hernández, que acababa de entrar poco antes del 1-0, dio un ágape del jugadorazo que puede ser. El madrileño se echó el ataque algecirista a la espalda en la que luce el 7 y causó muchos problemas al filial. Tocó con criterio todos los balones y recordó a ese futbolista que tanto gustó durante la pretemporada antes de lesionarse.

Los albirrojos perdonaron el 2-0 en el minuto 62 con un remate de Ubis tras centro de Espejo. En el 71' fue Marc Llinares el que se coló hasta la cocina por la banda derecha, como hizo en San Fernando, aunque esta vez no obtuvo premio. Rondaba el segundo el Algeciras y lo encontró en el 78' tras un robo de Armando, que se pegó un carrerón al contragolpe: Raúl disparó y Marcos Mendes cabeceó el rechace para mandar el balón a la red. En las protestas por una supuesta falta al inicio de la acción, Peter fue la segunda amarillo y dejó al filial con uno menos.

El tanque Marcos Mendes hizo su primer gol con el Algeciras y tuvo un par de ellas más para salir a hombros, sobre todo una contra en el 90' tras un servicio generoso de Raúl Hernández. No se conforma este Algeciras con ir 2-0 y seguramente por eso está donde está, en lo más alto.

El líder prosigue con su galopada en la clasificación, con 19 puntos de 21 posibles, y recupera sus ventajas: seis puntos sobre el segundo, el San Fernando, que tiene un partido más; y nueve sobre el pelotón del cuarto, con Recre, Tamaraceite y Cádiz B, todos con siete encuentros disputados. Los puestos de descenso que delimita el Marbella quedan a diez puntos. El próximo reto, el Clásico comarcal con la Balona, está aún pendiente de una fecha.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios