Real Balompédica Linense Los ERTE de Segunda B derivan en un pulso clubes-AFE

  • Media categoría espera la resolución de la administración a sus expedientes

  • Mientras, la AFE eleva el tono de sus protestas por una medida que cree ilegítima

  • Pandalone: “Es lo mejor para todos, debemos estar unidos”

Raffaele Pandalone, presidente de la Real Balompédica, en una rueda de prensa Raffaele Pandalone, presidente de la Real Balompédica, en una rueda de prensa

Raffaele Pandalone, presidente de la Real Balompédica, en una rueda de prensa / E.S.

Los ERTE que ya han planteado la mitad de los clubes de la Segunda división B, que de momento no tienen constancia oficial de que hayan sido aceptados por la administración, se han tornado en un pulso entre las entidades deportivas –que en este caso ejercen de patronales- y la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), en su calidad de sindicato. Las posturas se van alejando y las autoridades continúan sin dar el visto bueno de manera oficial a los expedientes presentados por los equipos de la categoría de bronce, entre los que se encuentran la Balona y el Algeciras.

Los presidentes de la Real Balompédica, Raffaele Pandalone, y del Atlético Sanluqueño, González Saborido, fueron los primeros en anunciar que debido a la crisis generada por el Covid-19 (coronavirus) y al indefinido parón de la competición se veían obligados a presentar un Expediente Temporal de Regulación de Empleo (ERTE). Treinta y ocho equipos de los 80 que componen la categoría han seguido sus pasos.

La AFE ya ha respondido por dos de sus portavoces que no le parece no solo correcto, sino ni siquiera legal. El representante jurídico del sindicato, Alejandro Fernández, sostiene que los jugadores siguen entrenándose y por lo tanto no hay cese de actividad y que en estas circunstancias es complicado acogerse a la fuerza mayor.

El secretario general del sindicato, Diego Rivas, desliza en declaraciones al diario Lanza que los jugadores “están nerviosos, porque no están en una situación cómoda”.

“Primero el Ministerio de Salud tendrá que decidir cuándo levanta estas medidas y luego la Federación Española tendrá que que ser la que decida qué pasa con las competiciones”, señala el exfutbolista de Atlético de Madrid, Getafe, Eibar, Real Sociedad, Socuéllamos y Manchego, que al referirse a los ERTE de Segunda B comenta: “No creemos que sea una buena solución".

“Estos ERTE de Segunda B son de fuerza mayor y el jugador se desvincula totalmente del equipo, se le exonera de trabajar, luego una vez que tenga que volver quizá no se encuentre en las mejores condiciones”, argumenta. “Otra cosa distinta puede pasar con los clubes de Primera y Segunda, que sus ERTE son de reducción de jornada”.

Pandalone, el portavoz de la 'patronal'

Raffaele Pandalone, que desde que comenzó la crisis del coronavirus ha ido siempre por delante del resto de equipos del país, se ha erigido de alguna manera en portavoz de los clubes y sostiene a capa y espada que no existe irregularidad alguna en la medida. “Nos hemos acogido a un decreto del Gobierno y no entiendo que pueda interpretase que no está dentro de la ley. Si fuese así ya lo hubiesen dicho”.

“Lo que sí estoy convencido es que esto es algo que deben decidir de manera conjunta los clubes y los futbolistas, o por extensión los empleados; tienen que ser oídos”, recalca. “He visto que algún club lo ha hecho sin preguntar siquiera y esto no se hace”.

“En nuestro caso fueron mis asesores jurídicos los que nos aconsejaron que tomásemos esa medida”, explica. “De hecho yo no sabía en qué consistía un ERTE”.

“En mi opinión al futbolista le ayuda y más en una situación como la que estamos viviendo, pero también al club, que le permite no abonar la cuota de Seguridad Social en estos momentos, aunque no se puede hablar de ahorro, ya que habrá que pagarlo más adelante si la competición se reanuda”, matiza.

“No creo que sea un buen momento para que la AFE plantee según qué cosas, es el momento de estar todos unidos y en ese marco tengo que decir que los jugadores de la Balona han tenido un comportamiento de diez”, recalca.

“Como es lógico han preguntado qué era, cuáles era sus derechos… pero han comprendido que es bueno para todos”, finaliza. “Porque sí, es cierto que los jugadores pierden una parte de sus ingresos ¿quién protege a los clubes en esta situación?”

“Es curioso que se hable de la posible ilegalidad del ERTE, que es una medida ofrecida por el Gobierno y no se cuestione que los clubes de Primera lleguen a acuerdos privados para reducir los contratos que les sirven para tributar menos”, finaliza el empresario italiano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios