EUROPA SUR En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Real Balompédica Linense La Balona mantiene la paz social tras el ERTE por el coronavirus

  • Los jugadores asumen la medida como "algo necesario para que no haya perjudicados"

  • El club agradece el apoyo, la sensibilidad y la comprensión de la plantilla

La plantilla de la Real Balompédica, en su presentación oficial La plantilla de la Real Balompédica, en su presentación oficial

La plantilla de la Real Balompédica, en su presentación oficial / Erasmo Fenoy

El anuncio por parte de la Real Balompédica Linense de que presentará un ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) que afectará a sus jugadores y a algunos de sus empleados mientras dure la paralización de la competición como consecuencia de la crisis provocada por el Covid-19 (coronavirus) no ha roto la paz social dentro de la entidad. Los futbolistas han aceptado la medida como un mal menor y el club incluso ha hecho público su agradecimiento por la respuesta de su vestuario.

La Balona vuelve a estar a la cabeza en cuando a las decisiones que debe tomar un club tras la directriz de la Federación Española de paralizar la competición para atender la orden del Gobierno de España, que decretó el Estado de Alerta para frenar la expansión del coronavirus. Raffaele Pandalone fue el primer presidente en España en detener los entrenamientos de su primera plantilla y ahora está entre los poquísimos clubes (Sanluqueño, Balona, Castellón) que han hecho pública su decisión de aplicar un ERTE.

Como sucedió en el caso de las sesiones preparatorias, el ejemplo de los albinegros ha calado y ya hay varios clubes (Zamora, Guijuelo, en principio el próximo rival del Villarrubia) en los que la posibilidad del expediente temporal se baraja sin ningún tipo de tapujos.

A fin de cuentas este tipo de medidas, que incluso cuentan con la bendición del Gobierno en este periodo de la cuarentena, solo supone la interrupción temporal de la relación laboral, pero no la deportiva, porque el jugador no causa baja federativa.

¿Qué sucederá si la competición se prolonga después del 30 de junio?

Los futbolistas se garantizan seguir percibiendo en torno al 70 por ciento de sus nóminas (según las circunstancias personas incluso algo más) por parte del Estado y el club reduce drásticamente sus gastos, ya que no abona salarios y tampoco tiene que ingresar la cuantía de las cotizaciones en la Seguridad Social.

Con todo, la decisión deja en el aire qué sucedería (se entiende que en el apartado futbolístico, porque en el laboral es idéntico a cualquier otra empresa) si la competición fuese más allá del 30 de junio y más aún si fuese para entonces cuando se reanudase. La Federación Española y la AFE ya trabajan de manera conjunta para llegar a un punto de encuentro.

A pesar de ser algo muy novedoso dentro del fútbol, la decisión de la directiva albinegra no ha roto la buena relación que existe con su plantilla. El club no autoriza a este medio a realizar entrevistas a los profesionales durante esta crisis, pero en las conversaciones privadas que ha mantenido con algunos de los jugadores todos los mensajes coinciden: es bueno porque nadie sale perdiendo y los integrantes del plantel se garantizan cobrar cada mes incluso en un periodo en el que la entidad no tiene ingresos.

Reflejo de esta forma de pensar de la caseta es el comunicado de prensa que este viernes hizo público la propia Real Balompédica, en el que se puede leer: “Por la presente la Real Balompédica Linense quiere agradecer en nombre del presidente, Raffaele Pandalone, y de toda su junta directiva, el apoyo y la sensibilidad con la cual la plantilla ha acatado la apertura del ERTE”.

“En estos momentos más delicados es cuando se vuelve a demostrar que la Balona no es solo fútbol o espectáculo, es una gran familia, más unida que nunca”, concluye el escrito.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios