EUROPA SUR En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Sin coronavirus en la cárcel La dirección de la prisión de Botafuegos rechaza que los presos estén en peligro

  • Los internos de la prisión de Algeciras continúan saliendo juntos al patio y compartiendo los talleres

  • Las visitas se han suspendido tras la declaración del estado de alarma

Entrada al centro penitenciario de Botafuegos. Entrada al centro penitenciario de Botafuegos.

Entrada al centro penitenciario de Botafuegos. / (Algeciras)

El centro penitenciario de Botafuegos se libra por el momento de los contagios por coronavirus. El director de la prisión, Francisco Márquez, ha asegurado a Europa Sur que ningún interno está enfermo por Covid-19 y tilda de falsos los comentarios difundidos por redes sociales en los que se asegura que uno de los presos ha fallecido. “La Policía Nacional está investigando a los autores de esos bulos porque sus autores pueden haber incurrido en un delito”, apunta.

“Se está alarmando a las familias sin justificación”, señala Márquez, quien subraya que los presos continúan desarrollando en el interior de la cárcel las mismas actividades que antes de declararse la crisis y están “perfectamente atendidos las 24 horas”. “Pueden salir al patio a pasear, cosa que no pueden hacer el resto de personas, ir a los talleres o quedarse en las celdas, todo es normal”, insiste el director del centro penitenciario.

La aprobación del estado de alarma en toda España por el coronavirus llevó consigo la suspensión de las visitas a los internos por parte de sus familiares para evitar el contagio, una situación que está provocando una lógica tensión y malestar entre los reclusos y sus allegados fuera de la cárcel. Márquez apunta que, como medida compensatoria, se ha ampliado de diez a quince el número de llamadas telefónicas al exterior que cada semana pueden hacer los internos.

La cárcel debe contar con diez médicos, pero en la actualidad, de los cinco facultativos que hay asignados, tan solo hay cuatro trabajando puesto que uno está de baja médica

Es más que probable que el cese de las visitas haya causado una reducción de la droga que entra en el centro penitenciario y elevado los precios de esta, una circunstancia que con el paso de los días puede generar cierta tensión. Hasta ahora, tan solo ha habido leves incidentes en la cárcel barcelonesa de Quatre Camins, donde el pasado jueves por la noche, un grupo de presos prendieron fuego a las sábanas y las lanzaron por las ventanas de sus celdas.

Tan solo cuatro médicos

Con una población reclusa de 1.320 personas a día de hoy, uno de los problemas más graves de la prisión de Botafuegos desde hace años es el déficit de médicos. La relación de puestos de trabajo marca que la cárcel debe contar con diez médicos, pero en la actualidad, de los cinco facultativos que hay asignados, tan solo hay cuatro trabajando puesto que uno está de baja médica. Márquez admite que faltan médicos, aunque afirma que la atención a los reclusos está garantizada y que los profesionales sanitarios de Botafuegos hacen turnos para evitar contagios entre ellos.

En 2018, últimos datos disponibles, fallecieron en Algeciras siete presos, seis de ellos por sobredosis. La droga entra, bien a través de los internos que vuelven de permiso, bien por las visitas. En un fin de semana, Botafuegos puede recibir 900, según los datos del sindicato Acaip.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios