Real Balompédica - Cádiz B | La previa Balona, menos es más

  • Los albinegros concurren con solo 17 futbolistas, entre ellos Mai, Nacho Holgado y Samu

  • Fosela se une a última hora a la lista de bajas, que se eleva a ocho

  • Dopi, que no está en condiciones de jugar, se presta a ser titular

Samu, con el 20 junto al poste, durante un entrenamiento Samu, con el 20 junto al poste, durante un entrenamiento

Samu, con el 20 junto al poste, durante un entrenamiento / Jorge del Águila

La Real Balompédica Linense estrena este domingo horario matinal (12:00, en directo por Footters) para medirse a una de las grandes sorpresas positivas del grupo IV de la Segunda B, el filial del Cádiz en un Municipal de La Línea cuyo terreno de juego parece una alfombra. Los albinegros hacen frente al encuentro con ocho bajas, porque a las siete ya conocidas se unió este sábado la del canterano Fosela. El técnico elaboró una lista con 17 futbolistas, entre los que se estrena Samuel Fernández Samu, también del filial, y en la que comparece Dopi que en circunstancias normales no hubiese sido de la partida, pero que dadas las circunstancias, será titular.

La Balompédica parece decidida a rizar el rizo esta temporada en la que no está de más recalcar que, a pesar de las muchas adversidades, solo ha perdido un partido de los últimos ocho. No es que sea infrecuente, es que alcanza el rango de noticia, que un equipo afronte un partido con siete bajas de la primera plantilla, lo que se traduce en que cuenta para un encuentro de competición con solo doce jugadores de campo y dos porteros. No están por lesión Koroma, Luis Alcalde, Javi Forján, Igor Martínez y Pito Camacho; a quienes se suman por sanción Kaya y Bandaogo.

Pero peor aún es que entre los cuatro canteranos que iban a ser citados, uno de ellos, Jesús Fosela, que además ya ha debutado en la división de bronce, se vea también sepultado por sus dolencias, a las que no ha podido ganar el pulso durante la semana.

La conclusión es que la Balona afronta el partido con el Cádiz B con diecisiete jugadores. Los catorce del primer equipo además de los canteranos Mai, Nacho y Samu. No deja de ser anecdótico que a este último tuviesen que imprimirle en las últimas horas en la camiseta su dorsal y su nombre, porque hasta ahora no había entrado en los planes del entrenador.

De esos 17, además, hay dos que lo hacen con limitaciones. Fabrizio Danese no se entrenó hasta el jueves, a vueltas con el esguince de tobillo con el que ya viajó a Sevilla la pasada semana. Y el centrodelantero Dopi no está en condiciones de jugar. Así de sencillo. En circunstancias normales sería baja. Pero el vasco ha dado un paso adelante dada la situación y se presta a saltar al campo, a sabiendas de que corre un importante riesgo.

Así las cosas adivinar el once no supone ningún mérito. Albisua releva al sancionado Bandaogo en el mediocentro y quedan en el banquillo, junto a los chavales, el meta Nacho Mirás, Sergio Rodríguez y Bakr Abdellaoui.

Roger: "Entrenamos con miedo, lo de las lesiones parece un asunto para estudiar en Cuarto Milenio"

Estamos entrenando con miedo porque temo que se lesione algo más”, subraya Jordi Roger, autocrítico tras el empate del pasado sábado en Sevilla. “Casi hay más en la enfermería que en el campo entrenándose, a veces es desesperante, parece un asunto para estudiar en Cuarto Milenio”.

Con respecto al rival, señala: “Es un filial atípico, es un equipo que compite muy bien para ser un filial, no se preocupa si no tiene el balón, parece un equipo adulto en vez de hecho con gente joven y por eso está donde está clasificado”.

“Prioriza no encajar y trata de aprovechar los errores del rival y la estrategia para hacer daño”, abunda Roger, que reclama la ayuda de la afición.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios