Algeciras

Verdemar rechaza la instalación de una planta fotovoltaica en Getares

  • Los ecologistas demandan que se busque otra ubicación que cause menos impacto visual y ambiental

Un paraje del Estrecho de Gibraltar por la zona de Getares Un paraje del Estrecho de Gibraltar por la zona de Getares

Un paraje del Estrecho de Gibraltar por la zona de Getares / E. S.

Verdemar-Ecologistas en Acción ha mostrado su oposición al proyecto de instalación de una planta fotovoltaica en Getares, Algeciras. El colectivo señala que se ha elegido una zona emblemática del Estrecho de Gibraltar y que existe la posibilidad de ubicarse en otro emplazamiento sin impactos, ambientales y paisajísticos.

La planta fotovoltaica de 26 MW Patria II, y una línea eléctrica de interconexión de 66 kV hasta la subestación, informa Verdemar, ocupará más de 100 hectáreas, "y la alternativa elegida es inviable e infringe legislación urbanística".

Los conservacionistas destacan que la instalación de la planta ocupará dos parques protegidos, el de Los Alcornocales y el del Estrecho. "La zona es un bosque de acebuches y se trata una principales rutas migratorias del mundo, con vientos del oeste del Estrecho de Gibraltar, para millones de aves en sus desplazamientos entre Europa y África", indican.

"La tremenda cantidad de aves que recorren estas sierras en sus movimientos migratorios hacen que esta sea idónea para conocer sus movimientos y observación. En este lugar se han censado 23.000 halcones abejeros en un año, 3000 milanos negros, 550 alimoches, 3.700 águilas culebreras o 5.000 águilas calzadas. Sin lugar a dudas, existen muy pocas zonas en todo el planeta de la importancia de estas sierras del Estrecho, que deberían estar fuera de cualquier agresión ambiental", insiste Verdemar.

"Los valores naturales y patrimoniales del Parque Natural Los Alcornocales-Estrecho y la función fundamental que ejerce en los flujos ecológicos que se producen entre Eurasia y África y entre el océano Atlántico y el mar Mediterráneo han propiciado también su reconocimiento por parte de la Unesco, que integró su ámbito territorial en la Reserva de la Biosfera Intercontinental del Mediterráneo, declarada en el año 2006", recuerdan los ecologistas.

Los argumentos que esgrimen los ecologistas para solicitar su instalación en otro emplazamiento son que la zona elegida "no está antropizada, no es compatible con la legislación y que los elementos constructivos no son compatibles con las características del territorio". 

"El proyecto no es compatible con las políticas de protección ambiental y conservación de los recursos naturales, el Impacto visual es tremendo para la población del Estrecho de Gibraltar, existen hábitats protegidos por la ley y representa una incidencia directa o indirecta sobre los espacios protegidos o integrados en la Red Natura 2000", sentencia Verdemar, que destaca la contribución de la energía solar fotovoltaica a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y a la contribución de un tejido productivo descarbonizado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios