Relevo en la presidencia de la APBA

Nueve retos para el Puerto de Algeciras

  • Gerardo Landaluce deberá trazar el futuro de Isla Verde Exterior frente a la competencia de Tánger-Med II

  • La falta de personal en el PIF, el fondeadero y el Llano Amarillo, pendientes

Los terrenos de la Fase B de Isla Verde Exterior y TTI Algeciras, este martes. Los terrenos de la Fase B de Isla Verde Exterior y TTI Algeciras, este martes.

Los terrenos de la Fase B de Isla Verde Exterior y TTI Algeciras, este martes. / Erasmo Fenoy

Comentarios 3

La designación de Gerardo Landaluce como nuevo presidente de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras (APBA) supone para el hasta ahora subdirector general y de Desarrollo Comercial situarse al frente de una institución a la que está vinculado profesionalmente desde hace más de dos décadas y cuyos entresijos conoce a la perfección.

No en vano, Landaluce fue hasta ayer, cuando el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía le nombró para el cargo, el número tres en el organigrama de la entidad que ha estado presidida desde 1998 por Manuel Morón. Landaluce, con un perfil marcadamente técnico, llega a la presidencia del primer puerto de España con importantes retos para trazar el futuro del Puerto de Algeciras, consolidar su crecimiento y resolver varios de los problemas estructurales que se le atravesaron a su predecesor.

1 - Fase B de Isla verde

La adjudicación de la Fase B de Isla Verde Exterior es uno de los retos más acuciantes para el Puerto de Algeciras porque de su gestión dependerá, en gran medida, el crecimiento de la actividad en los muelles para las próximas décadas. La ampliación del Puerto para acoger más contenedores (30,5 hectáreas) lleva varios años construida pero pendiente de cristalizar.

La Autoridad Portuaria sacó a concurso los terrenos en agosto de 2016, con una concesión de 50 años y un canon anual de ocupación de 1,74 millones de euros, más las tasas por actividad. El concurso tuvo varias ampliaciones del plazo, hasta cinco, hasta que la administración portuaria decidió en enero de 2018 no aplicar nuevas prórrogas y declararlo desierto.

Fue así hasta que Total Terminal International Algeciras (TTI-A) mostró el pasado verano su interés por ampliar su terminal semiautomática explotando estos terrenos contiguos a las instalaciones que posee la compañía desde 2010. El consejo de administración de la Autoridad Portuaria aprobó en julio de 2018 las condiciones básicas ofrecidas a la compañía para este plan de ampliación para la terminal, controlada al 100% por Hyundai Merchant Marine.

La compañía surcoreana se encuentra inmersa en el complejo proceso de evaluación comercial y toma de una decisión. Se trata de un proceso largo que tiene como antecedente inmediato la compra de TTI Algeciras a la extinta Hanjin Shipping. Aquel proceso, pese a haber sido anunciado varias veces como cerrado, tardó meses en consolidarse.

La nueva terminal de contenedores del Puerto de Algeciras permitirá elevar la capacidad máxima anual de cinco a siete millones de contenedores (4,8 millones fueron despachados en 2018). Esta decisión estratégica sigue pendiente después de que los puertos de Valencia y Barcelona anunciaran a finales de 2018 sendas ampliaciones de sus muelles.

2 - Personal en el PIF

De la actividad en el Puesto de Inspección Fronterizo (PIF) dependen en gran medida la frescura de los productos que llegan diariamente desde Marruecos y otros enclaves de todo el mundo. El PIF de Algeciras sufre una carencia estructural de personal, principalmente en el servicio de Sanidad Exterior.

Acceso a las instalaciones del PIF del Puerto de Algeciras. Acceso a las instalaciones del PIF del Puerto de Algeciras.

Acceso a las instalaciones del PIF del Puerto de Algeciras. / Erasmo Fenoy

La dotación de inspectores desde 2010 ha crecido un 2%, al pasar de 37 a 38 trabajadores (con una disminución en los años centrales de la década). En ese mismo periodo, las inspecciones han crecido un 123%, de 32.963 despachos en 2010 a 73.571. Aunque se han traído refuerzos desde Cádiz y tres nuevos inspectores para Sanidad Exterior, el colectivo de transportistas, representados por el Colegio de Agentes de Aduanas y la asociación Ateia-Oltra pide que se racionalicen los horarios, retirando incluso la catalogación del PIF como operativo las 24 horas si con ello se gana agilidad en los despachos, principalmente los fines de semana.

3 - Fondeadero exterior

Manuel Morón dio por imposible la puesta en marcha de un nuevo fondeadero en las aguas exteriores de la Bahía de Algeciras. El proyecto para descongestionar de tráfico marítimo a la Bahía encontró la oposición del Ayuntamiento de San Roque, los empresarios turísticos y los colectivos ecologistas. El Puerto encargó, tras la sonada contestación social, un nuevo estudio de alternativas y planteó alejar los barcos de la linea de costa frente al término municipal de San Roque y Manilva (Mediterráneo). No obstante, la decisión sigue pendiente de ser adoptada. Morón reconoció que sería uno de los asuntos pendientes del nuevo presidente.

4 - Llano Amarillo

El Puerto de Algeciras defendió en la presentación de los datos de 2018 haber invertido 36,7 millones de euros desde 1998 en la mejora de espacios públicos y equipamientos de uso ciudadano a lo largo de todo el Campo de Gibraltar.

Pero el Llano Amarillo sigue siendo la gran causa pendiente de las relaciones entre la Autoridad Portuaria y el Ayuntamiento de Algeciras. El Puerto defiende que la liberación del Llano Amarillo de la servidumbre de la Operación Paso del Estrecho (OPE) no podrá ser factible hasta que se construya la futura ronda de circunvalación de la Bahía de Algeciras. Junto a la futura A-7, que lleva años paralizada, se contempla un nuevo área de espera que hasta ahora se ha defendido como la única fórmula para poder plantearse la devolución de este espacio a la ciudad y su reforma.

5 - Paz social

Labores de estiba en el Puerto de Algeciras, este martes. Labores de estiba en el Puerto de Algeciras, este martes.

Labores de estiba en el Puerto de Algeciras, este martes. / Erasmo Fenoy

Aunque la actividad laboral en el Puerto de Algeciras lleva meses marcada por la estabilidad, aún resuenan los ecos de la grave crisis atravesada por la dársena en 2017 como consecuencia de la liberalización del sector de la estiba. Con más de 2.100 estibadores portuarios, el colectivo se mantiene a la espera de que se concrete la transición plena del sector.

El frenazo parlamentario al proyecto de Presupuestos Generales del Estado promovidos por el Gobierno del PSOE ha dejado en suspenso el plan de prejubilaciones que esperaban los trabajadores, dotado con 30 millones de euros.

6 - Tánger-Med II

El Reino de Marruecos cuenta los días para la puesta en marcha de Tánger-Med II, la ampliación del puerto norteafricano ubicado a apenas 14 millas náuticas.

Con poco más de una década de trayectoria, la dársena norteafricana triplicará su capacidad máxima de manejo de contenedores al pasar de los tres millones de unidades que permiten sus dos terminales –APM Terminals y Eurogate CMA-CGM– a nueve.

Ambos puertos tienen una clara definición como dársenas de transbordo dentro de las principales rutas marítimas internacionales. El Puerto de Algeciras como camino de entrada de las mercancías en Europa (import-export) supone la forma más clara de diferenciarse frente a la competencia marroquí que hasta ahora se ha defendido como complementaria.

7 - Tráfico de camiones

El puente marítimo del Estrecho canalizó en 2018 el paso de 296.987 camiones cargados en su mayoría con mercancías hortofrutícolas de Marruecos. La previsión apunta a que esta cifra se duplicará en apenas unos años.

Las autoridades portuarias de Algeciras y Tánger-Med firmaron hace apenas unos días un acuerdo para potenciar este tráfico, hacerlo más fluido reduciendo la burocracia y mejorando la gestión de la información y optimizando la flota que transporta las mercancías. Todas estas cuestiones deberán ser puestas en marcha por el equipo de la APBA que preside Landaluce.

8 - Ferrocarril

Manuel Morón abanderó prácticamente desde el primer minuto en el cargo la demanda de un ferrocarril de altas prestaciones para el despegue del Puerto y el Campo de Gibraltar. En 1999 los corredores ferroviarios europeos apenas eran un esbozo.

Veinte años después, la ejecución de la Algeciras-Bobadilla, como cabecera de los corredores Mediterráneo y Atlántico, sigue sin tomar ritmo. Tras años de avances mínimos, el bloqueo a los Presupuestos del Gobierno deja en el aire la fecha límite de 2020 como año para su culminación.

9 - Plantilla de la APBA

La Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras gestiona el principal puerto del país por tráfico de mercancías (107,1 millones de toneladas en 2018), el segundo por cifra de contenedores (4,8 millones) y nuevamente el primero por viajeros (más de 5 millones). Sin embargo, se encuentra a gran distancia de Valencia y Barcelona en cuanto a dotación de personal, lo que ralentiza la gestión de expedientes y la toma de decisiones.

La Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras tiene 316 trabajadores entre personal de convenio y contrataciones autorizadas por el Ministerio de Hacienda frente a 358 en Valencia y 460 empleados en Barcelona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios