Proyecto Lago Marítimo Algeciras estudia las posibles opciones para eliminar los malos olores en Los Ladrillos

  • El Consistorio planea construir dos grandes colectores que recogerán el agua de lluvia desde San Bernabé para derivarla al encauzamiento norte del río de la Miel

La zona marítima donde se ubicaba la playa de Los Ladrillos. La zona marítima donde se ubicaba la playa de Los Ladrillos.

La zona marítima donde se ubicaba la playa de Los Ladrillos. / E. Fenoy

El Ayuntamiento de Algeciras estudia las opciones para solucionar los olores existentes en la dársena de Los Ladrillos conforme al estudio realizado por una ingeniería externa contratada por la empresa municipal de agua de Algeciras, Emalgesa, días antes de que se decretase el estado de alarma.

Estas actuaciones se enmarcan dentro del proyecto del Lago Marítimo, que cambiarán la fachada costera de Algeciras en la zona comprendida entre el Llano Amarillo norte y la Playa de la Concha. Aunque en el proyecto se pretende actuar también en las estaciones de bombeo de aguas residuales (EBAR) de La Concha y Virgen del Carmen y en el encauzamiento norte del río de la Miel; el estudio de alternativas se centra en la EBAR de Los Ladrillos, donde van a parar las aguas de un 14% de la población algecireñas.

Entre las opciones, se plantea la necesidad de ejecutar los dos grandes colectores de pluviales que recogerán el agua de lluvia desde San Bernabé para derivarla al encauzamiento norte del río de la Miel, descargando así de presión a los colectores de la calle Jacinto Benavente. Este proyecto, de más de 8 millones de euros, terminó de redactarse en 2018, pero sigue a la espera de licitación por parte del Ministerio de Transición Ecológica con cargo a los Presupuestos Generales del Estado de 2018, que se encuentran prorrogados.

A partir de ahí, se establecen una serie de alternativas que afectan tanto a la red de saneamiento de fecales como a la recogida de pluviales. El Ayuntamiento ha expresado la necesidad de realizar mejoras o ampliar la EBAR Los Ladrillos, así como ejecutar un gran tanque de retención que permita almacenar las primeras aguas de lluvia, en tanto que estas son las más contaminantes al arrastrar consigo los sólidos existentes en la red y restos de hojas o restos que pudieran encontrarse en la vía pública.

El delegado de Emalgesa, Javier Vázquez Hueso, ha indicado que en tiempo seco no existe ninguna afección al mar, puesto que las aguas fecales se bombean con normalidad. Pero cuando existen lluvias moderadas o fuertes, las aguas pluviales se derivan al mar a través del aliviadero incluido en la autorización de vertidos de Algeciras de 2016 expedida por la Junta de Andalucía, arrastrando consigo pequeños sólidos que han quedado en la red y que se precipitan sobre una masa de agua cuya movilidad es reducida, lo que provoca su sedimentación.

"Los técnicos municipales de Emalgesa y de la APBA estudiarán ahora las distintas alternativas con el objeto de consensuar la mejor opción, mientras que se sigue trabajando intensamente en la búsqueda de la financiación necesaria para poder ejecutar estas obras de elevado coste”, afirma Landaluce

El alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce ha indicado que “los técnicos municipales de Emalgesa y de la APBA estudiarán ahora las distintas alternativas con el objeto de consensuar la mejor opción, mientras que se sigue trabajando intensamente en la búsqueda de la financiación necesaria para poder ejecutar estas obras de elevado coste”. En este sentido, ha adelantado que será necesaria la colaboración de varias administraciones, por lo que ya se han solicitado fondos europeos en distintas líneas de subvenciones.

Landaluce ha asegurado que “llevamos más de un año trabajando para poder alcanzar más pronto que tarde el sueño de cualquier algecireño, que es poder acabar con los olores de Los Ladrillos, poder pasear por el paseo de La Cornisa disfrutando únicamente del olor a sal y poder sentirse orgulloso de este espacio de convivencia entre el puerto y la ciudad que será el Lago Marítimo”.

"Este proyecto integral viene a poner solución a problemas complejos y antiguos que nadie había puesto solución antes. Por eso, si queremos tener un entorno formativo, con zonas deportivas, un barco de paseo por la bahía, un gran paseo marítimo y un edificio de congresos, entre otros, tenemos que seguir trabajando para poner sensatez en el desarrollo de la ciudad respetando el medio ambiente, así como los intereses de los vecinos y la ciudad”, ha concluido el alcalde.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios