Algeciras

Algeciras vuelve a reclamar información sobre los malos olores

  • José Ignacio Landaluce remite una carta a administraciones y empresas para detectar el origen y reducir la pestilencia

Vista aérea de Algeciras Vista aérea de Algeciras

Vista aérea de Algeciras / Jorge del Águila (Algeciras)

Comentarios 5

El jueves, junto con la bruma, regresó a Algeciras un fenómeno indeseado: el mal olor. Había ocurrido también días atrás y ante la vuelta de estos episodios de pestilencia el alcalde, José Ignacio Landaluce, ha reclamado por carta información y una actuación más contundente para encontrar el origen de estos malos olores y soluciones frente a ellos.

Landaluce ha remitido otra misiva a las administraciones y entidades implicadas en la emisión de gases en el entorno de la ciudad. En ella recuerda que en la jornada de ayer, al igual que ocurrió días atrás, se volvieron a registrar “subidas en los indicadores que señalan la mala calidad del aire que respiran los algecireños”, detectando malos olores en distintas zonas de la ciudad. Una problemática que “no es nueva”, por lo que rogó a estas entidades que faciliten información sobre las posibles causas de estas emisiones, dentro del ámbito competencial de la Junta de Andalucía.

La carta se ha dirigido a la Administración autonómica, a la Subdelegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en el Campo de Gibraltar, a la Administración General del Estado y a la Autoridad Portuaria Bahía de Algeciras, así como a las distintas empresas que trabajan en la zona.

Landaluce destacó que como alcalde “lo prioritario es dar respuestas a las necesidades y demandas de los vecinos” y por ellos busca “poner fin a este problema de emisión de olores, los cuales podrían provocar posibles problemas de salud a la ciudadanía, así como en el medio ambiente”.

Los episodios de malos olores comenzaron a ser frecuentes en verano de 2017, cuando durante varios días un fuerte hedor invadió buena parte de las calles de Algeciras, causando la alarma de los vecinos.

Las primeras indagaciones realizadas por la Junta de Andalucía apuntaron a dos causantes de los olores: las industrias de almacenamiento de productos petrolíferos en el Puerto de Algeciras y la red de saneamiento y depuración de aguas residuales de competencia municipal, que se encuentra en mal estado de conservación. Después se sumó otro foco, el intercambio de productos petrolíferos entre buques fondeados en el Parque Natural del Estrecho y en operaciones de carga y descarga realizadas en el pantalán del puerto algecireño.

Ante estos primeros resultados, la Consejería de Medio Ambiente anunció que ampliaría los estudios de olores en la Bahía de Algeciras. Y encargó al Puerto la realización de un estudio sobre este asunto, que licitó el proyecto.

También la compañía holandesa Vopak trabaja en un proyecto para reforzar la red de monitorización y control de olores en su terminal de almacenamiento de productos petrolíferos del Puerto. La principal medida consistirá en la instalación de 25 nuevas narices electrónicas para detectar cualquier alteración en el olor ambiental. La terminal cuenta desde hace un año con 11 dispositivos de este tipo, únicos en España.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios