EUROPA SUR En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

La ciudad y los días

Carlos Colón

ccolon@grupojoly.com

Yo o la muerte

La escalada va de yo o el caos a yo o el rebrote, yo o un colapso sanitario y yo o miles de muertos

Vaya por delante que creo que el estado de alarma debe prorrogarse y el PP permitirlo tapándose la nariz. Dicho lo cual añado que las condiciones en que se le fuerza a hacerlo son puro juego con cartas marcadas (y la baraja es de tarot, con el Arcano XIII o la carta de la muerte como el as que asegura la victoria).

Dijo Sánchez: "No hay plan B, el único plan es el estado de alarma". Conminó Ábalos: "Desentenderse del decreto de alarma es tanto como condenarnos al caos". Remachó Illa: "Mejor no hacer experimentos que puedan llevar al caos". Y sentenció Echenique: "Cuando Pablo Casado amenaza con no apoyar el estado de alarma, está amenazando con provocar un rebrote, el colapso del sistema sanitario y miles de muertos". Han saltado del "yo o el caos" a "yo o la muerte".

En septiembre de 2016 Pablo Iglesias, citando un chiste de la portada de Hermano Lobo, dijo de Rajoy: "Un viejo dirigente da a elegir yo o el caos. La gente dice 'el caos, el caos'; y el dirigente dice, 'es que el caos también soy yo'. A eso me ha recordado el discurso de Rajoy". En mayo de 2018 Pedro Sánchez volvió a utilizar esa portada (equivocándose, como suele, al atribuir el chiste al Roto) para reprochar a Rajoy que se presentara como él o el caos. Ahora el Gobierno que preside Sánchez y del que Iglesias es vicepresidente -junto a sus voceros Ábalos, Illa y Echenique- va del "yo o el caos" a "yo o el rebrote", "yo o un colapso sanitario", "yo o miles de muertos". No se trata ya del caos sino de los cuatro jinetes del apocalipsis cabalgando por España traídos por el PP y de El triunfo de la muerte de Brueghel el Viejo en nuestras calles. Ayer lo repitió Sánchez en el Senado: "No hay alternativa".

Nunca un partido en la oposición ha sido presionado, si no coaccionado, de forma tan brutal. Nunca quien ha prescindido casi de todo diálogo con el líder de la oposición le ha retorcido el brazo con tan malas mañas. Un "esto es lo que hay" que pone como alternativas el caos y las muertes es lo que se le presenta a un Casado sistemáticamente ninguneado y ahora hábilmente puesto contra las cuerdas. Si permite la prórroga es un blando que ha cedido o un cerril que al final ha tenido que rendirse a los argumentos de Sánchez. Si no lo hace es el responsable del caos y la muerte. Sobre las responsabilidades de otros partidos que, como ERC, hicieron presidente a Sánchez no se dice nada.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios