EUROPA SUR En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

El que manda, manda

De momento y dadas las circunstancias, el aparato ha hecho que el feudo andaluz doble la cerviz

No se puede pensar en que, por ejemplo, el alcalde de San Roque, Ruiz Boix, no ha hecho méritos ni hurtado esfuerzos y gestos para merecer un puesto de salida en las listas de su Partido para los foros nacionales. Se daba por hecho. Algún sanroqueño incluso había apuntado que el Chief Picardo iba a tener mano hasta en el Congreso de los Diputados. Pues pocos políticos habrá con algún futuro que consumir, que sean mejores valedores del yanito. Nuestra entrañable ciudad, que exhibe el histórico y honorable añadido de "donde reside la de Gibraltar", se ha dejado, muy a pesar de cantidad de sus ciudadanos y por mor de sus próceres y deudos, secuestrar por la colonia. Y ya no es cuestión de que resida la de Gibraltar sino que su Ayuntamiento parece dispuesto a ser el permanente protector de sus privilegios. Pero, en fin, si bien viene a cuento, esa es otra historia que también afecta a otros términos y a otros regidores, y a mucho personal.

Pues va a ser que no, ni Ruiz Boix ni otros señalados actores de la vida pública van a ver atendidas sus aspiraciones. Y es que, como bien dice la secretaria provincial del PSOE, Irene García, "la militancia del Partido ha sido desautorizada", seguramente sin advertir que como han dicho en Ferraz, "los pulsos al presidente del Gobierno no salen gratis". En el PSOE andaluz ya no mandan los andaluces. Simplemente porque han perdido el pulso. Me he detenido en el alcalde de San Roque porque sus resultados electorales son espectaculares y su ciudad está limpia y bien gestionada. Pero, ¡ay hermano!, no goza de las simpatías del amo. Resulta duro de digerir, pero, de momento y dadas las circunstancias, el aparato ha hecho que el feudo andaluz, el más sólido y numeroso de la especie, doble la cerviz y se trague una compañía de sapos. Ni democracia, ni na de na, el que manda manda y eso es lo que hay.

Como siempre jamás. El sistema sobrevive gracias a que todos hacen lo mismo. Y los que parece que no lo hacen es porque no han tenido su oportunidad. Ya vemos como poco a poco, las mareas podemitas y las pulcras huestes de Ciudadanos van haciendo sus pinitos, buscando floreros y dejando en la estacada a los currantes. Amén de dar algún pelotazo, de incurrir en alguna corruptela y de decir digo donde decían Diego. Y no tardarán en ponerse al día, en seguir a los grandes del bipartidismo, que ahí está, a pesar de todo, transfigurado; cual luz difractada.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios