EUROPA SUR En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

De blanco y verde

A mí me haría ilusión ver al espectro del centro a la derecha teñido de blanco y verde

Me pregunto si hoy desplegarán "populares" y "ciudadanos" banderas de Andalucía por estos pagos de María Santísima. Porque acontecimientos institucionales seguro que habrá; son inevitables. En los años ochenta, tiempo de maduración del nuevo orden nacido de las entrañas del régimen militar del general Franco, recorrí unas pocas casas regionales andaluzas de Madrid. Ya por entonces, estas casas habían perdido su razón de ser y, en la práctica, eran poco más que sociedades en las que ser socio apenas se diferenciaba de no serlo. Pero claro, las directivas andaban siempre buscando el modo de justificar su existencia. Un bar bien llevado aseguraba el éxito.

Clases de baile flamenco, sevillanas sobre todo, excursiones con alguna motivación cultural, celebración del patrón o la patrona del lugar que viniera a cuento y conferencias. La autonomía, el andalucismo y la figura de Blas Infante eran temas estrella aunque, en honor a la verdad haya que decir, que aparte de tener esos asuntos por "cosas de rojos" y de gente así -el régimen de Franco todavía gozaba de buena salud en las mentes del personal- la temática no despertaba gran interés. Me tocó hablar bastante sobre el particular. El público era, por lo general, más bien escaso de saberes.

El PSOE andaluz, sin embargo y a pesar de la resistencia pasiva de los todavía numerosos nostálgicos de la era de Franco, lo tenía todo tomado. Una "embajada" de la Junta organizaba por estas fechas un espectáculo del que distribuía entradas entre las casas andaluzas, amigos, allegados y algunos notables. Un pequeño y disimulado mitin siempre formaba parte del programa. Solían estar bien organizados y uno salía de allí convencido de que el PSOE andaluz y Andalucía eran la misma cosa. No sé si se mantiene el proceder, ni siquiera si la "embajada" sigue existiendo, pero la verdad es que me despierta la curiosidad imaginar el panorama en el actual estado de cosas. Si antes no había más que socialistas ¿habrán hoy desaparecido? ¿no se verá ahora más que gente del bipartito? ¿asomará alguna bandera blanquiverde?

Siempre me ha llamado la atención observar que en los espectáculos organizados por la oligarquía dominante, la dominada está ausente. Da la sensación de que la identificación entre territorio y administradores es absoluta. A mí ¿qué quieren que les diga?, me haría ilusión ver al espectro del centro a la derecha, teñido de blanco y verde.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios