EUROPA SUR En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Fútbol | Crisis del coronavirus

El crac de los salarios en la Segunda B tras el Covid-19

  • La categoría, tras haber recuperado su pujanza económica en las últimas temporadas, se prepara para afrontar recortes de hasta el 25%

  • La Balona, que ya ha tomado medidas, y el Algeciras se preparan para cambios profundos

Un balón sobre un terreno de juego. Un balón sobre un terreno de juego.

Un balón sobre un terreno de juego. / E. S.

Vienen tiempos inciertos para el fútbol modesto y soplan aires de cambio para la Segunda B. La crisis mundial desatada por el coronavirus va a trastocar el panorama conocido en el deporte rey español en todas sus escalas. Se debate cada vez más de la necesaria reestructuración de las categorías no profesionales. El Covid-19 ha golpeado con dureza a la economía española y el fútbol no va a ser una excepción. Los recortes salariales de los que se hablan en Primera y Segunda van a llegar a la Segunda B de la Real Balompédica Linense y el Algeciras CF.

La Segunda B que viene es una incógnita aún pero va a ser distinta. Hasta que la Federación Española no decida qué va a ocurrir con la temporada 2019-20, hay muchísimos aspectos vitales por tratar para la viabilidad de un fútbol que no tiene los ingresos de LaLiga. Lo que está claro es que ese auge que la categoría de bronce venía experimentando en las últimas andaduras, recuperando el lustre económico de la década anterior, se va a ver frenado en seco.

Como si fuese el crac del 29, el coronavirus va a acabar en la mayoría de los casos con esos presupuestos desorbitados que algunos clubes podían manejar. De hecho, el pasado verano muchos equipos ya se quejaron de ofertas mareantes por parte de algunos trasatlánticos a la hora de fichar. Pujas que en algunos casos elevaron alguna incorporación a cifras irreales. La Balona lo denunció en varias ocasiones y el Algeciras, que venía de ascender, también notó el salto abismal entre Tercera y Segunda B. El despilfarro se va a reducir al mínimo para el próximo curso.

Algunos expertos en la materia hablan de una reducción salarial general del 25% en la Segunda B. Es decir, técnicos y futbolistas se exponen a una situación en la que perderán un cuarto de su poder adquisitivo, algo que, por otra parte, ya está empezando a padecer el resto de la sociedad en la mayoría de los sectores. Son miles los que se han quedado sin empleo y otros tantos los que están sujetos a un ERTE, como el que han aplicado ahora muchos equipos.

La Balompédica, que desde que comenzó la pandemia ha tomado la delantera en muchas decisiones, ofreció la renovación en bloque a toda su plantilla con una reducción pactada de las nóminas. Fue una oferta del presidente, Raffaele Pandalone, que ya vislumbra lo que se avecina este verano. La plantilla, sin embargo, no dio el visto bueno unánime. 

Algunos técnicos, sin ir más lejos el balono Antonio Calderón, ya renovado, asume que si los futbolistas no se ajustan a los recortes, los clubes seguramente miren al mercado de Tercera, algo que muchos ya vienen haciendo en las últimas campañas para ceñirse a sus números.

El mercado de Tercera, la categoría en la que milita la UD Los Barrios, también sufrirá los efectos del Covid-19 aunque en muchos casos es difícil bajar unos salarios que son casi testimoniales. Solo unos cuantos elegidos podían permitirse un presupuesto potente en Tercera con jugadores con dedicación exclusiva al fútbol, como el Ceuta o el Xerez DFC en el grupo X.

Que habrá un antes y un después al coronavirus en el fútbol no profesional ya nadie lo duda. Cómo saldrán adelante los equipos, eso va a depender en mucho de las decisiones que tome la Federación en los próximos días.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios