Algeciras CF La cabeza fría frente al corazón caliente

  • La directiva analiza los por qué de la crisis del equipo en un lunes de reflexión

  • El club mantiene la prudencia pero no descarta tomar algún tipo de medida drástica

La directiva del Algeciras, en la última asamblea de socios. La directiva del Algeciras, en la última asamblea de socios.

La directiva del Algeciras, en la última asamblea de socios. / Jorge del Águila

El Algeciras CF aboga por mantener la cabeza fría frente al corazón caliente, en este caso, frente a los miles de corazones algeciristas que demandan soluciones para una crisis de resultados que parece no tener fin. Después de perder en el Romano de Mérida y caer a la cola del grupo IV de la Segunda B, la directiva llama a la calma. La junta que rige los destinos del club no se ha pronunciado de manera pública aunque este lunes hubo reunión y mucha reflexión en el Nuevo Mirador. El clubo transmite prudencia ante un momento delicado para analizar los por qué de la mala racha y no descarta tomar cualquier tipo de decisión drástica.

Por lo pronto y salvo que la situación experimente un giro de 180 grados, Emilio Fajardo parece que tendrá una nueva oportunidad el próximo domingo en el partido ante el Don Benito en el Nuevo Mirador (17:00). No es que se haya producido un ultimátum, pero un nuevo tropiezo en casa sería la gota que colmaría la paciencia de una afición que está teniendo un comportamiento ejemplar. Y ejemplar con mayúscula. Nada en absoluto se le puede objetar a una hinchada a la que siempre se le pasa el enfado y cada siete días se vuelca para tratar de animar y levantar a su equipo... Por mucho que ya lleve ocho jornadas sin ganar. Muy atrás quedan esos tiempos en los que la afición del Algeciras no pasaba una.

La directiva del Algeciras, confiada en que hubiese llegado alguna victoria en las últimas semanas que calmase las aguas, asume que la situación actual no puede perpetuarse mucho tiempo más. La junta que preside Ricardo Alfonso Álvarez no quiere dar un paso en falso. El respaldo hacia Fajardo está fuera de toda duda. Pocos entrenadores han sobrevivido a una racha así en el Nuevo Mirador. La cuestión es si la junta anunciará algún tipo de medida en caso de que no llegue la reacción: medidas que podrían apuntar al mercado de refuerzos o a la llegada de un nuevo secretario técnico que cubra la vacante de Mané.

La cuestión deportiva, además, va ligada a la institucional porque no hay que olvidar que la actual junta directiva está sopesando su continuidad o la convocatoria de unas elecciones como desveló el presidente en la última asamblea de socios. Y ese día ya dijeron que no querían hipotecar al club con grandes movimientos sin tener claro qué van a hacer.

En lo deportivo, si la entidad decide ir a por todas con Fajardo, con el artífice del ascenso, el Algeciras necesita mandar un mensaje alto y claro a su afición sobre si va a acudir al mercado de invierno y con cuánto dinero va en el bolsillo. Es evidente y ahí están los números que esta plantilla tiene una serie de necesidades muy marcadas, futbolistas que apenas están teniendo minutos y el primer gran fichaje de la temporada a punto de regresar, aunque no será hasta el día 1 de enero cuando el club pueda dar de alta al portero Jesús Romero

Después de trece jornadas, las cinco primeras de ensueño y las ocho últimas nefastas, el Algeciras CF precisa una hoja de ruta clara y firme con la que trasladar a su afición cómo y con quiénes hay que afrontar lo mucho que queda de temporada. Puede haber crisis, pero no hay lugar para más dudas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios