Algeciras CF | El rival El Xerez DFC entre la necesidad y la obligación

  • Las urgencias en el equipo azulino, que el domingo recibe al Algeciras, propiciaron la destitución de Masegosa y la llegada de Tébar para alcanzar una plaza en liguilla

El Xerez DFC en su partido de la primera vuelta en el Nuevo Mirador El Xerez DFC en su partido de la primera vuelta en el Nuevo Mirador

El Xerez DFC en su partido de la primera vuelta en el Nuevo Mirador / Jorge del Águila

El Algeciras CF se va a encontrar este domingo en Chapín a un Xerez Deportivo FC tan motivado e ilusionado como exigido y necesitado:exigido por la grada, porque la masa social -3.000 socios- demanda escalar categorías cuanto antes, y necesitado porque si el objetivo es meterse entre los cuatro primeros, para recortar la desventaja de cuatro puntos conviene sumar de tres en tres, máxime si el adversario es un rival directo como el equipo albirrojo.

La afición obliga, de ahí la destitución de Masegosa pese a la racha de 17 partidos sin perder con el técnico sevillano. Demasiados empates, que acabaron con la paciencia de la grada y el 0-0 con la Lebrijana en Chapín fue la gota que colmó el vaso.

En su estreno en Tercera, el Xerez DFC había arrancado con el reto de estar en la pelea por la fase de ascenso pero a medida que transcurrían las jornadas ese objetivo se quedó pequeño, al menos para la mayoría de la afición, que entendía que la calidad de la plantilla no se correspondía ni con el juego ni con los resultados del equipo. 

Dicho y hecho, la bronca de la grada acabó con la salida inmediata de Masegosa, relevado por Andrés García Tébar, veterano en estas lídes y también con pasado albirrojo, que asumió desde el primer momento el reto de clasificar al Xerez DFC entre los cuatro primeros.

Su estreno no pudo ser más prometedor: goleada (4-2) en Chapín al Ceuta, siendo la primera vez en este curso que el equipo azulino remontaba un marcador adverso. Ahora, tras cumplir con suficiencia y autoridad en su visita al colista Guadalcacín (0-2), los albirrojos de Fajardo serán una buena piedra de toque para calibrar la efectividad del efecto García Tébar.

Con solo dos partidos en el banquillo, el nuevo entrenador aún no ha podido imprimir su sello en el equipo aunque trabaja a marchas forzadas:los primeros entrenamientos están siendo de más de dos horas de duración y ha habido días con doble jornada. Eso sí, el técnico albaceteño  ha introducido ya alguna variante con respecto al estilo de Masegosa, más de posesión, toque y percutir por las bandas: con García Tébar no se rehuye el juego directo, que ahora es un recurso porque permite recuperar cerca del área contraria aunque eso obliga a presionar muy arriba.

En el capítulo individual, en el Xerez DFC viene destacando por encima del resto el exbalono Antonio Bello, capaz de desequilibrar un partido. Por líneas, el argentino Juan Flere ha sustituido con garantías a otro jugador conocido en el Campo de Gibraltar Camacho (ex de Balona y UD Los Barrios) en la portería hasta el punto de mantener la titularidad.

En defensa los laterales van rotando y Rodri, centrocampista, se ha hecho con el puesto de acompañante de Joaqui (que es duda) en el centro de la zaga;en el medio, Adri Rodríguez es insustituible en la labor de corte y confección y Álex Colorado ejecuta a balón parado, aspecto del juego clave para García Tébar, que tiene donde elegir para las bandas; y arriba, Adrián Gallardo es el máximo goleador del equipo con 13 dianas aunque haya partidos en los que le cueste entrar en juego.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios