UD Los Barrios El Comando Chicharrón defiende su derecho a expresarse contra la gestión de Moya

  • "Ya nos habían advertido antes del partido que tuviésemos cuidado con lo que decíamos", sostiene el presidente del grupo de animación tras el incidente en las gradas del San Rafael

El presidente del Comando Chicharrón se dirige al palco con un megáfono. El presidente del Comando Chicharrón se dirige al palco con un megáfono.

El presidente del Comando Chicharrón se dirige al palco con un megáfono. / Erasmo Fenoy

El Comando Chicharrón, el grupo de animación más numeroso de la Unión Deportiva Los Barrios, defiende su derecho a expresarse contra la gestión del presidente del club, Álvaro Moya, después de que uno de sus peñistas fuese desalojado de manera momentánea de las gradas del San Rafael el pasado domingo durante el partido que los gualdiverdes perdieron con el Córdoba B.

"Como socios que somos de la Unión tenemos todo el derecho del mundo a expresarnos". El que habla es el presidente del Comando Chicharrón, Miguel González, uno de los que tomó la iniciativa de abandonar las gradas junto a su compañero desalojado por la seguridad privada del club durante el primer tiempo. "Nos fuimos por solidaridad. Si echan a uno de los nuestros, nos vamos todos, y fue algo espontáneo que ni siquiera hablamos", explicó.

El peñista del Comando corrobora los hechos relatados por este periódico el mismo domingo después del partido, aunque aporta un matiz: "Nosotros fuimos los que llamamos a la Guardia Civil para que nos explicase por qué la seguridad quería echar de la grada a un compañero".

"A la Guardia Civil la llamamos nosotros para que nos diese explicaciones"

"Ya antes del partido nos habían advertido, en la puerta, que tuviésemos cuidado con lo que decíamos", comienza su relato González. "Nosotros animamos al equipo y nos expresamos siempre en las gradas de muchas maneras. Todo el mundo sabe que criticamos muchos aspectos de la gestión de Moya, no es nada nuevo, pero nos sorprendió que mandase a la seguridad privada para que echase a uno de los nuestros del campo. Luego tras el descanso se arregló el asunto y volvimos a nuestro sitio", manifiesta.

"Desde el Comando queremos dejar claro que no tenemos ningún tipo de problema con los demás directivos, al contrario, pero vamos a seguir criticando lo que no entendemos que no es bueno para el club. Ya se lo he dicho personalmente al presidente alguna vez, que en ese cargo hay que saber aguantar las críticas", subrayó el dirigente del Chicharrón.

El Comando Chicharrón no contempla tomar medidas tras este desencuentro: "Vamos a animar al equipo con más fuerza si cabe. Esto nos ha unido más", sostiene. "Esta mala racha nos tiene a todos un poco de bajón porque el equipo está como está, pero vamos a seguir apoyando para que se logre el objetivo de la permanencia lo antes posible".

Miguel González celebra que el club haya bajado el precio de las entradas en los últimos partidos, una medida que levantó alguna que otra polémica, como cuando el Xerez DFC visitó el San Rafael. "Aunque a nuestra peña nos subió los abonos", recuerda el peñista.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios