Drogas La Junta salda sus deudas con las coordinadoras antidroga y garantizan su actividad en 2021

  • La administración regional liquida todos los pagos pendientes e incluso avanza programas de este año

  • El movimiento asociativo insiste en que no se debe bajar la guardia ante las redes del narcotráfico

Fotos de la concentración contra el narcotráfico en Algeciras. Fotos de la concentración contra el narcotráfico en Algeciras.

Fotos de la concentración contra el narcotráfico en Algeciras. / Nacho Marin (Algeciras)

Los colectivos antidroga del Campo de Gibraltar afrontan el recién estrenado 2021 dejando atrás la grave crisis financiera que a punto estuvo de hacer desaparecer varias de las asociaciones de la Coordinadora Alternativas. La acumulación de subvenciones impagadas por parte, principalmente, de la administración de la Junta de Andalucía entre los años 2015 a 2018 llevó al borde de la quiebra a entidades como la Coordinadora Despierta de La Línea.

Ahora, al contrario, las entidades ya tienen concertada y aprobada financiación para buena parte de los programas y líneas de actuación de este año. Además, la Junta de Andalucía ha dejado prácticamente saldadas las deudas que se habían generado en el último lustro. La bola de nieve ya se ha parado, lo que reporta tranquilidad y estabilidad en el funcionamiento de las asociaciones a varios meses vista tras un 2020 marcado por la adaptación forzosa a la pandemia de la Covid-19.

La única entidad que aún tiene pagos pendientes es la Coordinadora Despierta. Según han explicado, la Junta de Andalucía les adeuda subvenciones de cinco programas ejecutados en el año 2018 aunque sí ha saldado sus pagos de los años 2019 y 2020. En total, según Despierta, la administración regional "aún adeuda 41.810 euros correspondientes a cinco proyectos del año 2018, cuatro de la Consejería de Salud y otro de Igualdad". Cuando cerraron temporalmente, en septiembre de 2019, el agujero era de más de 100.000 euros. 

Se trata de un giro radical en la situación financiera, tal y como reconoce y agradece el presidente de Alternativas, Francisco Mena. "La Junta de Andalucía se ha puesto al día. Los programas para la prevención de adicciones a las drogas de 2020 ya se han cobrado y están al día. Rompo una lanza en favor de la Consejería de Salud, que se encontró atrasos de cinco años y los ha resuelto. Eso nos da margen para trabajar y las perspectivas para 2021 no son malas, si no se tuercen. Tenemos otras líneas de actuación con resoluciones aprobadas o provisionales que nos permiten planificar hasta el verano, como mínimo", explica Mena. 

Hace ahora un año, el presidente de Alternativas relataba que la Junta de Andalucía adeudaba unos 120.000 euros de programas ejecutados y justificados: unos 60.000 a Despierta, 40.000 a Alternativas y otros 20.000 euros a Barrio Vivo. 

Los representantes del movimiento asociativo con los responsables de la Junta, en una reunión. Los representantes del movimiento asociativo con los responsables de la Junta, en una reunión.

Los representantes del movimiento asociativo con los responsables de la Junta, en una reunión.

Frente a esta situación, los programas de Asuntos Sociales para 2021 ya están resueltos en su mayoría, los de Formación Profesional de Andalucía Orienta se encuentran al día, Alternativas ha recuperado una línea de actuación para colectivos desfavorecidos que dará alimentación a niños de la Zona Sur de Algeciras, está pendiente de la línea de trabajo en favor de la mujer y tiene incluso programas de este año ya pagados. "Las convocatorias han salido con cierta normalidad, por lo que el atasco financiero que puso al límite a Despierta y Alternativas se ha ido resolviendo", agrega Mena.  

Además, a lo largo de 2019 Alternativas optó por diversificar sus fuentes de financiación para depender menos de la Administración regional, lo que ahora se traduce en una bola de oxígeno extra. "La Diputación Provincial de Cádiz ha sido siempre una pagadora excelente. Y tenemos también una resolución provisional de una línea de actuación con cargo al 0,7% del IRPF para formación laboral. Las previsiones para atender a una amplia variedad de colectivos no son malas, si no se tuercen", reflexiona Mena. Los ayuntamientos y entidades como CaixaBank o la Fundación Cepsa son otras de las vías para mantener a flote la actividad social.    

Seguridad y Justicia

Las reivindicaciones del movimiento asociativo de lucha contra las drogas se mantienen: no hay que bajar la guardia frente a las mafias del narcotráfico. "Durante 2020 el Plan Especial de Seguridad se prorrogó. Ha habido un pequeño repunte de violencia. Estaba claro que las mafias no se iban a rendir fácilmente", según Mena. 

En cuatro días desde el 5 de septiembre, seis incidentes graves en distintos puntos de la provincia y el Campo de Gibraltar supusieron 13 heridos en los cuerpos de seguridad. El episodio más grave se registró en Algeciras, con el atropello a dos agentes de la Policía Nacional en una persecución que se saldó con heridas muy graves para uno de ellos y una larga recuperación hospitalaria en la UCI

"Los catálogos de la Policía Nacional, Guardia Civil y Vigilancia Aduanera deben actualizarse. No podemos volver atrás cuando el Plan de Seguridad se acabe. Deben incrementarse los medios policiales y que el Campo de Gibraltar se considere una zona de especial singularidad para hacerlo atractivo tanto para los agentes de las fuerzas de seguridad como para la judicatura", insta Francisco Mena. 

Para Alternativas, 2020 ha sido un año de avances en materia judicial en la lucha contra las drogas, pero aún quedan tareas pendientes. "Se han creado juzgados de instrucción, básicos para desatascar el sistema, pero necesitan más personal. La Sección de la Audiencia Provincial de Algeciras ya tiene seis magistrados y puede separarse en dos salas para Civil y Penal. La audiencia de Algeciras copa el 60% de los juicios en la provincia mientras que en la capital hay cuatro salas más", según Mena.

El proyecto de la Junta para construir una nueva sede judicial en Algeciras es igualmente aplaudido. "Vendrá a dignificar el trabajo de jueces y demás personal de Justicia", resalta el presidente de Alternativas.

Actividad en la pandemia

La pandemia del coronavirus, el confinamiento de la pasada primavera y las restricciones a las concentraciones de personas han tenido su impacto en la actividad global del movimiento asociativo. "Nos hemos tenido que adaptar, reinventarnos para hacer frente a la situación que ha tenido su reflejo en un menor número de usuarios en el conjunto del año. Han pasado de 22.400 de 2019 a 19.400 en el recién terminado 2020", precisa Mena. 

Actividades como los campamentos de verano quedaron suspendidas mientras que en otras las limitaciones de aforo hicieron "duplicar esfuerzos" para tratar de atender al mismo volumen de usuarios y garantizar la seguridad sanitaria. Los grupos burbuja y con menor número de beneficiarios han sido dos de las estrategias puestas en marcha para lograrlo. 

Campamento de verano de Alternativas en Algeciras. Campamento de verano de Alternativas en Algeciras.

Campamento de verano de Alternativas en Algeciras.

Buena parte de los programas, consultas y actividades se han trasladado a las pantallas. "Desde abril, lejos de dejar de prestar atención, hemos trasvasado actividades como charlas, escuelas de padres o reuniones a las videoconferencias. Han sido un instrumento eficaz que creo que se ha implantado para quedarse. Además, la administración también ha sido sensible y flexible a la hora de dar por buena la atención no presencial de usuarios", según Francisco Mena. 

Pero el confinamiento y el mayor tiempo en casa se han traducido en nuevas necesidades y problemas de adicciones. "Nos siguen preocupando las adicciones sin sustancia al porno online y las apuestas deportivas. Los adolescentes, al estar confinados, han potenciado estas prácticas", según Mena. El acoso a través de las redes sociales (bullying), el intercambio de fotos y mensajes sexuales (sexting) o las suplantaciones de identidad han sido otras de las situaciones que se han afrontado por los equipos de especialistas. "Principalmente con formación a los padres, para que implantaran el control parental en los ordenadores que utilizan los hijos", subraya el presidente de Alternativas. Porque los padres deben saber qué ocurre en la habitación cuando sus hijos cierran la puerta

La alfabetización digital se ha potenciado en el Centro de Atención de la Estación de San Roque, donde también se han enseñado pautas para cubrir trámites por internet como pedir citas con el médico, para renovar el DNI o para obtener el certificado digital.

Efecto en los tratamientos

La paralización por la Covid-19 de muchas actividades ha afectado a su vez a los tratamientos para personas drogodependientes. Los Centros de Tratamiento Ambulatorio (CTA) en los que se reparte metadona mantienen su actividad durante la pandemia, si bien el principal problema se ha localizado en las comunidades terapéuticas, de las que hay tres en el Campo de Gibraltar con un total de 100 plazas, aproximadamente, en Tarifa, Castellar y San Roque.

"Tuvieron que permanecer cerradas sin poder recibir a nuevos usuarios por el riesgo de contagio y de convertirse en un foco. Sí han ido saliendo personas tras su tratamiento, generando varias plazas que deben ocuparse cuanto antes con todas las garantías sanitarias", según Mena.

La Unidad de Desintoxicación Hospitalaria del Hospital Punta de Europa de Algeciras, con seis plazas, también ha visto trastocada su actividad por la pandemia. El servicio se suprimió para ganar recursos para atender a los enfermos con Covid-19. En esta unidad, los usuarios pasan el síndrome de abstinencia con supervisión sanitaria antes de ser derivados a otros recursos asistenciales. "Actualmente hay medio centenar de personas en lista de espera, mientras que el tiempo de ocupación de cada una de esas seis camas es de un mes y medio. Hay un embudo considerable", alerta Mena. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios