Campo de Gibraltar

Landaluce considera que la reunión entre Laya y Picardo perjudica los intereses de España

  • "Bastante metedura de pata tuvo Moratinos para volver a repetirla", remarca el alcalde de Algeciras y senador.

González Laya saluda a Landaluce durante su visita a Algeciras González Laya saluda a Landaluce durante su visita a Algeciras

González Laya saluda a Landaluce durante su visita a Algeciras / Erasmo Fenoy

El alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce, ha afirmado que la reunión mantenida entre la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, y el ministro principal de Gibraltar, Fabián Picardo, "al final perjudica los intereses" de España. "No conocía el encuentro, si lo hubiera sabido me hubiera atrevido a decirle que bastante metedura de pata tuvo Moratinos para volver a repetirla", ha añadido en relación a la visita que cursó el ex ministro en 2009.

En una entrevista en Canal Sur Radio recogida por Europa Press, Landaluce ha manifestado que la ministra fue al Campo de Gibraltar "con un objetivo que le habían pedido los alcaldes al unísono, con la misma voz, el mismo mensaje y las mismas reclamaciones para preocuparse por sus necesidades".

En este sentido, ha señalado que "es verdad que el Ministerio de Asuntos Exteriores no se dedica a la infraestructura, a los planes de reindustrialización o a mejorar el tema de la Policía, pero tiene moralmente la obligación de preocuparse sobre todo lo que influye sobre nuestro territorio la colonia de Gibraltar, y lógicamente lo que le influye al Campo de Gibraltar".

"Como tiene esa obligación moral por eso le pedimos que viniese, incluso yo le pedí que viniese en tren para que comprobara la barbaridad de que se avería día sí y día también, y que no es una vía competitiva ni para los pasajeros ni para las mercancías", ha añadido.

A juicio del alcalde de Algeciras, "reunirse bilateralmente con Picardo significa que le das carta de naturaleza casi como un país soberano, de tú a tú entre dos países, y eso al final perjudica nuestra reclamación histórica sobre Gibraltar, porque todo lo sea que le des carta de naturaleza a la fortaleza que reclaman los gibraltereños de país soberano, perjudica a los intereses estratégico de la diplomacia española y de la postura que España casi siempre ha tenido".

"Es que los gibraltareños hoy están dando botes de alegría a Picardo, porque ellos aprovechan y son listos, entonces no le puedes dar esa carta porque al final perjudica tus intereses", ha concluido Landaluce.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios