Sector pesquero

La Junta advierte de la "situación insostenible" para la pesca por la reducción de cuotas

  • La flota del Estrecho ve reducida la captura del voz en un 20%

  • La FAAPE entiende que la UE pone "en peligro" el futuro del sector

Barcos amarrados junto a la lonja de Algeciras. Barcos amarrados junto a la lonja de Algeciras.

Barcos amarrados junto a la lonja de Algeciras. / E. S.

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ha informado al Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía sobre el impacto que tendrá en el sector pesquero andaluz el acuerdo aprobado recientemente por los ministros europeos en relación a las posibilidades de pesca para 2021. Para el Ejecutivo autonómico se trata de un documento que "no satisface las necesidades de la flota andaluza", que, a su juicio, "se encuentra en una situación muy delicada y carece de un futuro halagüeño" debido a que la disminución de las cuotas en el Golfo de Cádiz y en el Estrecho "harán inviable el mantenimiento de buena parte de las embarcaciones".

En total, los recortes impuestos a Andalucía afectarán directamente a 2.000 pescadores y 300 barcos que faenan en aguas mediterráneas y atlánticas. Algo más de un tercio de estas embarcaciones, 125 arrastreros, desarrollan su actividad en el Golfo de Cádiz, La flota de Tarifa, pendiente de un recorte del 20% a la cuota del voraz en Bruselas y más de 90 embarcaciones de Almería y Granada (Almería, Garrucha, Vélez Málaga y Motril) se dedican al arrastre en el Mediterráneo.

El descenso de las posibilidades de pesca se traducirá en un 20% menos de facturación en 2021. Estas pérdidas podrían poner en serio peligro el futuro de la actividad pesquera en Andalucía y, por tanto, el empleo de miles de familias que dependen de este sector estratégico para los municipios costeros de la región.

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible considera necesario que el Gobierno de España ponga inmediatamente a disposición de los afectados un plan de medidas de acompañamiento que contribuyan a mitigar el impacto de estas reducciones en las posibilidades pesqueras para el próximo año. En este sentido, considera que los afectados requieren de un respaldo económico frente a la inseguridad en el ámbito empresarial a la que se ven abocados como consecuencia del acuerdo.

El análisis del acuerdo europeo elaborado por la Consejería refleja que el próximo año se reducirán hasta en un 75% las cuotas de algunas de las principales especies que se capturan en el Golfo de Cádiz, como es el caso de la raya y la bacaladilla. Las posibilidades de cigala disminuirán en un 15%; las de lenguado, en un 20%; las de rape, en un 12,5%; y las de gallos, en 10,7%. Destaca, especialmente, el caso de la merluza (pijota), cuya cuota se recorta en un 5% a pesar de que los informes científicos actuales avalaban un incremento del 18%.

La disminución de las capturas se reflejará también en la bajada de los ingresos relativos a la venta en lonjas por parte de la flota de arrastre del Golfo de Cádiz. En base al acuerdo, se prevé que el montante económico descienda alrededor de un 20%. Esta situación afectará tanto a las 120 empresas armadoras de barcos de la modalidad de arrastre, como a las diez lonjas y cerca de 1.000 empleos, entre tripulaciones y trabajadores en tierra.

La Federación Andaluza de Asociaciones Pesqueras (FAAPE) ha manifestado su insatisfacción por el acuerdo alcanzado en la UE sobre  las capturas y cuotas de pesca para 2021, que ha calificado de "decepcionante" y "peligroso" para el futuro del sector.

Según ha indicado en un comunicado, "la Comisión Europea ha demostrado falta de sensibilidad con los pescadores en una coyuntura tan complicada como la actual a causa de la crisis del Covid-19, a pesar de que el sector pesquero no ha parado de trabajar durante la pandemia, que lleva años de sacrificios y de reducciones, y de que no puede afrontar más esfuerzos adicionales".

Desde la Federación estiman que "las reducciones establecidas ponen en serio peligro el futuro de la actividad pesquera en Andalucía y, por tanto, el empleo de miles de familias que dependen de este sector primario y estratégico, lo cual resulta inaceptable, dejando al sector en una situación muy precaria y de elevado riesgo en cuanto a su viabilidad"

Flota del Estrecho

Los cerca de 100 barcos que tienen base en puertos del Estrecho (Tarifa, Barbate, Conil y Algeciras) y se dedican a la pesca del voraz (besugo de la pinta) también contarán con menores posibilidades de captura el próximo año. El total admisible de capturas (TAC) para esta especie se ha fijado en 119 toneladas para 2021 frente a las 149 toneladas de 2020, lo que supone una reducción del 20%.

Estos recortes podrían mermar los ingresos de las empresas armadoras de esta zona pesquera y de los cerca de 500 marineros y trabajadores en tierra que dependen de la actividad de la flota con puerto base en la costa de El Estrecho.

Estos profesionales de la pesca sufren ya una importante reducción de sus capturas de besugo de la pinta, ya que hace unos años era posible desembarcar 800 toneladas. Sin embargo, la mayor presencia de barcos marroquíes en las aguas de El Estrecho y la notable recuperación de la población de atún rojo en la zona han supuesto una disminución de las poblaciones de voraz disponibles para estos pescadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios