Real Balompédica Linense La Balona señala a Nacho Miras como el heredero de Montoya

  • Los albinegros prorrogan hasta 2022 el contrato del portero ubetense

  • "Estoy encantado, es un orgullo y trataré de responder a esta confianza", dice el meta

El meta Nacho Miras, duErasmrante n el Balona-Conquense de Copa Federación El meta Nacho Miras, duErasmrante n el Balona-Conquense de Copa Federación

El meta Nacho Miras, duErasmrante n el Balona-Conquense de Copa Federación / Erasmo Fenoy

La Real Balompédica Linense está convencida de que el guardameta Nacho Miras tiene un brillante futuro por delante. Tanto que a pesar de que en la campaña su protagonismo quedó reducido a la Copa Federación, el club anunció este sábado que ha llegado a un acuerdo con el portero de Úbeda para que, si se cumplen determinadas condiciones, el contrato del guardavallas se prolongue hasta junio de 2022. Una forma como otra cualquiera de señalarle como heredero de la titularidad que dejó el riojano Javi Montoya al abandonar la entidad. "Estoy encantado, es un orgullo", sentencia el guardavallas.

En el comunicado en el que se hizo oficial esta decisión, la entidad de La Línea señala: “Por la presente a la Real Balompédica Linense le satisface anunciar la ampliación condicional del contrato del bravo guardameta ubetense Nacho Miras y que le podría unir a la puerta linense hasta junio de 2022”.

“La Balona apuesta así por el gran trabajo que en la sombra ha realizado este joven portero de solo 22 años, con la esperanza de que se convierta en un gran presente para el club y que la relación perdure en el tiempo”, añade la entidad.

“Futbolista de gran talento, ágil, muy trabajador y seguro, es sin duda uno de los baluartes en la portería de mayor futuro en la Segunda B del fútbol español que esperamos defienda el muro y nos llene muchos días de gloria y esperanza”, apostilla.

Ignacio Miras Blanco [Nacho Miras], que mide 185 centímetros, pasó por la cantera del Granada y cuando se trasladó a Jerez, por las del Guadalcacín, y el Atlético Sanluqueño, pero después inició un periplo en Estados Unidos, para graduarse en Administración y Dirección de Empresas Internacional en la Universidad Valparaíso de Indiana, al tiempo que jugó en el Valpo Men’s Soccer de Indiana, para pasar luego al sub—23 del North Carolina FC. Además, tuvo la oportunidad de participar en varios entrenamientos del Columbus Crew de la MLS.

El pasado verano llegó a La Línea, limitándose su participación a la Copa Federación. En uno de esos partidos, en San Fernando, cuajó una actuación especialmente brillante.

"Estoy encantado de seguir en la Balona y en La Línea"

“Estoy encantado de seguir en la Balona y en La Línea”, asegura el guardavallas que entiende que es “un honor” que la directiva haya decidido prolongar su contrato y brindarle la oportunidad de debutar la próxima andadura en la Segunda división B.

“Es un club en el que me he sentido muy a gusto desde el principio y es una satisfacción muy grande que apostase por mí el año pasado y que me renueve la confianza ahora”, agrega.

“Yo estoy encantado y me comprometo a hacer lo imposible por devolverle la confianza, ser otro de los grandes porteros que ha tenido la Balona y aportar para darle muchas alegrías a la afición, a la que ojalá pueda contribuir a hacer muy feliz en las dos próximas campañas”, apostilla.

 

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios