EUROPA SUR En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Real Balompédica Linense Javi Montoya se despide dando las gracias a la Balona

  • "Que nadie dude de que siempre llevaré este club y esta ciudad en el corazón", recalca

El exguardameta de la Balona Javi Montoya El exguardameta de la Balona Javi Montoya

El exguardameta de la Balona Javi Montoya / Erasmo Fenoy

Javi Montoya ya forma parte de la historia en la Real Balompédica Linense. El cancerbero decidió no aceptar la oferta de renovación del club, de la que no quiere dar detalles, y dejará de defender la portería albinegra después de tres temporadas en la que disputó 94 partidos en los que encajó 81 goles y dejó numerosas intervenciones para el recuerdo.

Desde que a finales de la pasada semana el club anunció su salida del club se han sucedido en las redes sociales las muestras de cariño por parte de los aficionados, que lamentan no haberle podido brindar una despedida especial. El portero, que en la última de esas andaduras portó en numerosas ocasiones el brazalete de capitán, también se despidió de la forma más cariñosa.

Llegué aplaudiendo con ilusión y me marcho aplaudiendo con emoción”, dice en un comunicado dirigido a la afición. “Solo tengo palabras de agradecimiento hacia la ciudad de La Línea, hacia su gente y en especial hacia la Real Balompédica Linense y a su afición”.

Una ciudad única, especial… llena de gente maravillosa, sencilla que me ha acogido como un linense más desde el primer día”, añade.

“En cuando a la Real Balompédica Linense y su afición decir que ha sido un verdadero orgullo, de corazón, defender esa camiseta junto con su brazalete en todas sus competencias”, recalca.

“Gracias por supuesto también a todos los dirigentes que he tenido desde mi llegada y también a la gente que ha colaborado en el club”, significa el guardavallas riojano, que mantiene la esperanza de jugar la próxima campaña en la Segunda división A.

“También a los compañeros y a las personas del entorno más privado del vestuario”, abunda. “Son muchos, han sido tres años”.

“Gracias a todos por el cariño y el trato”, finaliza. “Que nadie dude de que siempre llevaré todo esto en el corazón. Gracias y aúpa Balona”.

 

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios