Real Balompédica - Mérida AD | La previa Balona, una de romanos

  • Los albinegros, tras su tropiezo en Murcia, reciben a un Mérida en descenso

  • Calderón dispone de 19 jugadores después de una semana de entradas y salidas

  • Airam Benito aún no tiene licencia

Santi Luque, que afronta su primer partido en casa, durante el Balona-Krasnodar sub-21 Santi Luque, que afronta su primer partido en casa, durante el Balona-Krasnodar sub-21

Santi Luque, que afronta su primer partido en casa, durante el Balona-Krasnodar sub-21 / Erasmo Fenoy

La Real Balompédica Linense regresa este domingo (12:00, a través de Footters) a su maltrecho estadio con la intención de reengancharse a la persecución de la zona de cabeza de la que descarriló un poco con su derrota de la pasada semana ante el UCAM. Después de una semana de constantes idas y venidas, los albinegros reciben a un Mérida anclado en zona de descenso. Los de casa cuentan con 19 jugadores, ya que Airam Benito aún no tiene cursada su licencia. El once no parece definido y Antonio Calderón da la sensación de querer sacarse la manga alguna sorpresa.

La Balona cita a su gente. Después de una semana de intensas precipitaciones, las previsiones meteorológicas invitan a pensar que el encuentro se jugará en unas condiciones envidiables. Los linenses, con su credibilidad quebrada después de encajar cuatro goles en Murcia, no pueden conceder tropiezos, y menos en casa, para mantener encendida la llama de que existen opciones reales de alcanzar la zona noble.

Los albinegros comparecen ante su gente después de que después de su última comparecencia en casa hayan salido de la entidad Igor Martínez, Álvaro Vega, Tito Malagón y el sub-23 Kaya y sus plazas hayan sido cubiertas por Mikel Fernández, Santi Luque -que ya debutó en La Condomina- y Airam Benito, en su caso aún sin licencia.

En cuanto al once no parece que se vayan a producir muchos cambios, pero el centro del campo podría sufrir alguna modificación. Albisua opta a ser sacrificado para que la medular tenga un carácter más ofensivo. O Koroma, que parece que funciona mejor como revulsivo que cuando inicia los encuentros.

Calderón, que este sábado dirigió la última sesión preparatoria previa al encuentro con los emeritenses en el Ayala Polo Club de San Roque en algunos momentos bajo un auténtico diluvio, dispone de los 19 que la Balompédica tiene inscritos en este momento. Como es preceptivo en los encuentros de casa, los ha citado a todos en el Municipal hora y media antes del arranque del choque.

El míster tendrá que realizar un descarte y aunque se pueda caer en la tentación de pensar que casi por decreto será Moussa, ojo que el banda catalán se ha reivindicado tanto en los entrenamientos como en el amistoso del jueves ante el sub-21 del Krasnodar ruso -que acabó sin goles-  (también lo hahecho Bakr) y no sería nada de extrañar que el preparador tuviese un gesto con él para dejar claro que lo ha recuperado para la causa. 

Calderón: "El equipo está centrado, anímicamente fuerte"

Calderón sostiene que a pesar de los cambios que se han ido produciendo a lo largo de la semana, el vestuario “se mantiene centrado” en el partido con el Mérida.

“No podemos ganar siempre”, dijo en referencia a la derrota en Murcia a manos del UCAM. “Es una pena porque estamos recortando puntos con respecto a los que van por delante, pero lo veo como un accidente y sé que el equipo anímicamente está fuerte”.

Con respecto al rival dijo: “El Mérida no lleva una temporada muy buena, está sufriendo en los puestos de abajo, pero cuenta con una gran plantilla y es un club que en esta categoría debe ser de los fuertes, lo que pasa es que no le están saliendo las cosas”.

Ahora se ha reforzado con dos o tres futbolistas y en el último mes de competición está sacando resultados más apretados”, abundó. “Ahora la liga se aprieta porque todo el mundo tiene sus objetivos al alcance, así que me espero un rival fuerte, con experiencia y calidad, aunque las circunstancias hacen que no esté fino y estas son las cosas que debemos aprovechar”.

Con respecto al recelo de parte de la afición con respecto a las incorporaciones de Airam Benito y Mikel Fernández, que llegan tras un periodo sin competir dijo: “Es lógico que tengan esa inquietud, como la tenemos nosotros, pero partimos de la base de las dificultades que entraña el mercado de invierno y que un jugador como Airam Benito, si no fuese por la situación en la que se encuentra, es muy difícil que podamos acceder a él”.

“Viene con muchas ganas, mucha ilusión y va a hacer un trabajo específico porque no es un futbolista para ahora mismo”, explicó. “En el caso de Mikel es cierto que viene sin competir, pero ha estado entrenado con el Leioa y ha estado jugando con la selección AFE”.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios