Real Balompédica Linense Igor Martínez: billete de ida y vuelta

  • El extremo vasco se centra en su rehabilitación para regresar la próxima temporada

  • "Las lesiones no me permitieron aportar lo que quería, pero volveré y lo haré", afirma

  • "Quién dice que la Balona no puede acabar entre los cuatro primeros?", se pregunta

Igor Martínez, en primer término, durante un entrenamiento en la Ciudad Deportiva Igor Martínez, en primer término, durante un entrenamiento en la Ciudad Deportiva

Igor Martínez, en primer término, durante un entrenamiento en la Ciudad Deportiva / Jorge del Águila

Igor Martínez no se despide de la Real Balompédica. Lo suyo no es un adiós, es un hasta luego. En concreto hasta la próxima pretemporada. La entidad linense anunció este lunes que el futbolista aceptaba que su licencia fuese dada de baja, ya que no podrá comenzar a entrenarse hasta marzo. Pero su salida será solo temporal, para acabar de recuperarse de la grave lesión sufrida en un pie. Igor Martínez no deja de ser albinegro. Simplemente se echa a un lado para que el club, que necesitaba una ficha libre para poder inscribir a Santi Luque, puede seguir compitiendo con las máximas garantías.

Las lesiones persiguieron desde que desembarcó en la Balona a Igor Martinez, uno de los nombres relevantes de la maldición que pareció perseguir al equipo de La Línea durante la primera vuelta. Ya tuvo algún problema, de menor importancia, en pretemporada. Cayó a comienzos de septiembre, tras participar en la victoria sobre el Don Benito y se perdió dos jornadas. Y en su vuelta a los terrenos de juego, ante el Marbella en la séptima jornada, disputada el seis de octubre, Jordi Roger se vio obligado a relevarle antes de que finalizase el primer tiempo. Lo que al principio no parecía revestir tanta gravedad resultó ser una fractura en el pie que le ha obligado a despedirse de la presente andadura.

Después de visitar en Vitoria a su fisio de confianza a comienzos de diciembre, el futbolista, su representante y el club empezaron a barajar soluciones. Y el lunes cerraron el acuerdo para que se garantice su recuperación, pero también para que la Balona tenga la certeza de que seguirá contando con sus servicios.

 “Uno nunca se plantea que va a vivir algo así y menos aún cuando afronta una temporada con la ilusión con la que yo llegué a La La Línea, pero las cosas pasan”, reflexiona Igor Martínez.

“A lo de la pretemporada le di menos importancia porque a fin de cuentas me perdí algún partido para coger ritmo, pero ya en competición sí que fastidia y mucho", agrega. "Ahora hemos tomado una decisión y solo queda mirar para adelante, recuperarse bien y pensar ya en la temporada próxima”.

El propio protagonista explica la adversidad que supone una lesión en un metatarso como la que ha sufrido: “El problema es que es un hueso pequeño que influye mucho en la mecánica de la pisada. Me tuvieron que poner un tornillo y si corro antes de lo que lo que permiten los médicos me puede perjudicar mucho más adelante, así que es mejor prevenir, recuperarse bien y hacerlo todo con la debida pausa”.

De hecho, los médicos a los que han consultado este periódico advierten de que en caso de que no se realice debidamente la rehabilitación el jugador podría quedar inhábil para la práctica del fútbol e incluso se arriesga a sufrir una peligrosa necrosis, con todo lo que ello supone.

“Los plazos que me dieron los médicos nunca acababan antes de marzo y por eso entre las dos partes decidimos lo que entendíamos que era lo mejor para todos,, comenta en referencia a su baja federativa.

Igor Martínez no solo se muestra “muy agradecido al club” sino que recalca que él también ha tratado de tener “el mejor comportamiento posible” con la Balona “porque así es como hay que hacer las cosas”.

En ese acuerdo se recoge que el extremo de Vitoria volverá a ser jugador de la Balona la próxima andadura, siempre y cuando supere los preceptivos exámenes médicos. “Soy optimista, va a ir todo bien y cuando empiece la pretemporada allí estaré”, asegura.

"Tengo una espinita que sacarme, voy a volver y a demostrar muchas cosas"

“Es evidente que tengo una espinita que sacarme, porque vine con muchas ganas a la Balona y entiendo que empecé a buen nivel, me encontraba con confianza, haciendo cosas buenas en ataque, dando asistencias, el penalti contra el Don Benito, además el equipo estaba ganando… pero me quedé con la sensación de que podía haber aportado mucho y que las lesiones no me dejaron”, reflexiona.

“Lo que pasa es que esto no acaba aquí y me voy a recuperar y la pretemporada próxima voy a estar en La Línea a tope y a demostrar muchas cosas”, se compromete.

Igual que mira su futuro con optimismo, el extremo alavés también tiene muy buenas sensaciones con su equipo: “Estoy convencido de que en verano se hizo una plantilla muy buena, aunque es verdad que Jordi Roger no pudo disfrutar de los jugadores que tenía y las bajas le pasaron factura. Pero ahora con el míster nuevo, con los jugadores que se van incorporando y con las incorporaciones se puede mirar para arriba… ¿Quién dice que la Balona no puede acabar entre los cuatro primeros?”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios