Real Balompédica Linense Calderón: "El parón no puede ser más inoportuno, sólo le veo problemas"

  • "La Balona no está en disposición de renunciar a la Copa", recalca el entrenador albinegro

Antonio Calderón, entrenador de la Real Balompédica Antonio Calderón, entrenador de la Real Balompédica

Antonio Calderón, entrenador de la Real Balompédica / Erasmo Fenoy

El entrenador de la Real Balompédica Linense, Antonio Calderón, considera que el parón al que se ve forzado su equipo como consecuencia de la aparición de un brote de coronavirus en el vestuario es “muy inoportuno” y asegura que solo ve “problemas” en esta situación “que nadie hubiese deseado”.

Cualquier parón, y ya nos ocurrió la temporada pasada, nos viene mal”, recalca el preparador de la escuadra de La Línea. “A pesar de que los últimos resultados no estaban siendo los que queríamos, a nivel de juego y sensaciones el equipo estaba mejorando mucho, sobre todo en ataque”.

“Además de cara al partido con el Algeciras”, el de Liga que se hubiese jugado este domingo en el Nuevo Mirador, “hubiésemos recuperado a Carrasco, que acababa su sanción, le habían retirado la tarjeta roja a Pito Camacho… “

Está claro que todo esto nos viene mal y no solo deportivamente, sino también en el apartado humano, porque condiciona las vacaciones de Navidad, que ya podemos dar por hecho que no vamos a tener”, subraya. “En cuanto al equipo nos para, obliga a todo el vestuario a estar diez días en cuarentena, con todo lo que eso conlleva porque no podemos salir ni entrenar”.

“Cuando volvamos no solo nos enfrentamos a la dificultad que entraña volver a entrenarnos después de diez días sin hacerlo, porque al final eso esperemos que solo condicione el primer partido”, detalla.

“Es que además los jugadores que han dado positivo pueden tener ciertas secuelas, pueden estar más cansado de lo normal, tener algún pequeño trombo… vaya que no es que nos hayamos ido de vacaciones, es que estamos parados porque nos obligan y porque estamos hablando de un asunto muy grave”, continúa.

“Los jugadores no hicieron nada ni viernes ni sábado, pero a partir de hoy [domingo] ya tiene un plan individual para hacer en casa”, explica Calderón. “Lógicamente para el que no tenga una cinta o una bici estática el asunto de la preparación aeróbica se convierte en un problema y cuando ya nos den el OK para entrenarnos, todas estas cosas habrá que tenerlas en cuenta”.

“En cuanto volvamos a entrenarnos, que ojalá sea el día 20 o el 21, habrá que intentar coger el tono, porque lo más probable es que antes de que acabe el año tengamos que disputar el partido de Copa”,  continúa.

La Federación Española ya ha instalado a la Balompédica a llegar a un acuerdo con el Haro Deportivo para poner una fecha lo más cercana posible en el tiempo para la disputa del encuentro único de la primera ronda de la Copa. Una urgencia que, garantiza el entrenador balono, no va a hacer cambiar su visión de la competición del K.O.

La Balona no está en condiciones de renunciar a ninguna competición y menos a la Copa del Rey”, advierte el míster. “Lo que pasa es que tendremos que afrontarla como nos permitan las circunstancias, no queda otra”.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios