Primera Vuelta al Mundo

Las especias, el motor que llevó a explorar el mundo

Los reinos hispánicos se vieron obligados a finales del siglo XV y todo el XVI a buscar rutas alternativas para tener acceso a unos productos que eran más valiosos que el oro. Las especias se usaban como condimento pero también como conservante de alimentos y vino, como perfume, como medicina y como forma de pagar tributos.

La 'Victoria' se adentra en solitario en la boca del lobo

Tras zarpar de Timor hace siete días la única nave que queda de la flota de las especias surca ya el Índico con la idea de llegar a España sin tocar tierra y huyendo de los portugueses. La tripulación es ahora de 45 hombres tras dos deserciones ocurridas a última hora. Elcano ha impuesto su criterio y cruzarán el Índico lo más al sur posible para evitar ser vistos.

Un temporal frena los planes de Elcano a las primeras de cambio

Al poco de zarpar de Tidore una tempestad que ha durado 12 días ha sorprendido a la nao 'Victoria', que se ha visto obligada a fondear para subsanar los daños en sus costados. La nave está a un solo paso de Timor, la última población de peso antes del Índico.

Elcano asume el reto de completar la primera vuelta al mundo

La larga reparación que le espera a la 'Trinidad' en Tidore obliga a la flota de las especias a dividirse: la 'Victoria' ha zarpado hoy con rumbo a España pero lo hará cruzando el Índico. Un total de 47 hombres van a bordo de la ‘Victoria’, a la que le aguarda una travesía larga y muy peligrosa.

Una vía de agua en la 'Trinidad' frustra el viaje de vuelta a casa

La costa de Tidore era una fiesta en la despedida de la flota española, aunque los desperfectos hallados en el casco de una de las naos han supuesto un jarro de agua fría. Al soltar amarras la nao capitana empezó a escorarse y la 'Victoria' tuvo que acudir en su auxilio.

Se acerca la hora de volver a casa

La flota española agiliza la recolección de especias en varias islas del Moluco y se prepara para una partida inminente a España ante el temor de ser descubiertos por naves portuguesas. Tras muchos cálculos ha quedado constatado que las Molucas son lusas de acuerdo con el Tratado de Tordesillas.