Higiene

Cómo desinfectar las mascarillas para volverlas a utilizar

Lavado de mascarillas reutilizables. Lavado de mascarillas reutilizables.

Lavado de mascarillas reutilizables.

Con el uso de mascarilla obligatorio y motivos como la vuelta al 'cole', el gasto en comprar mascarillas y sus altos precios empujan a utilizar mascarillas reutilizables que pueden ser lavadas. Pero, a la hora de lavarlas, para que después sigan protegiéndonos frente a la covid-19, hay que seguir un método de desinfección correcto y utilizar los productos adecuados para ello.

Entre las opciones que podemos encontrar en farmacias y supermercados, sirven para contener el virus la FFP1, la FFP2 sin válvula de exhalación, así como las quirúrgicas I, II y IIR y la denominada N.A. que son todas las mascarillas higiénicas desechables

Mascarillas secándose al aire. Mascarillas secándose al aire.

Mascarillas secándose al aire.

Aunque, como su propio nombre indica, la mayoría de las mascarillas que hemos adquirido son desechables, si no dispones de más o la has utilizado durante poco tiempo, te mostramos una serie de ideas para desinfectarla antes devolver a ponértela.

Si bien la solución más fácil según explican los farmacéuticos es la de pulverizar con una solución de alcohol (sirve tanto el de 70º como el de 96º) y dejar airear y secar (si es al sol mucho mejor) durante una hora aproximadamente, existen otras formas de desinfectar las mascarillas.

Pulverizar la mascarilla con una solución de agua y alcohol y dejar secar al sol

Para su correcta desinfección y limpieza, los profesionales recomiendan, en el caso de las mascarillas de tela, lavar con detergente normal y agua a temperatura entre 60º y 90º (como el ciclo normal de lavadora). Otra de las opciones es sumergir las mascarillas en una solución diluida de lejía 1:50 con agua tibia durante 30 minutos. Después se lavan  con agua y jabón y se aclaran bien para eliminar cualquier resto de lejía y dejamos secar.

Debido a las circunstancias especiales de crisis sanitaria ocasionada por la covid-19 que han hecho de las mascarillas uno de los bienes más apreciados en todas las casas españolas, el gobierno establece que para proceder a la desinfección, “es posible utilizar cualquiera de los productos virucidas autorizados por el Ministerio de Sanidad (estos productos que están autorizados en su modo de empleo para superficies, podrán utilizarse para la desinfección de mascarillas higiénicas reutilizables)”, apuntan.

Eso sí, inciden en que su uso debe estar de acuerdo a las indicaciones del fabricante que explicará en la etiqueta si es necesario su uso diluido o no y en qué proporción. En cualquier caso, el proceso es el mismo: lavar y dejar secar al aire libre.

Cómo desinfectar las mascarillas reutilizables

Para la limpieza y desinfección de mascarillas higiénicas reutilizables, se podrán seguir dos posibles métodos.

En primer lugar, lavado y desinfección de las mismas con detergente normal y agua a temperatura entre 60º-90º en un ciclo normal de lavadora.

Por otra parte, siempre según el Ministerio de Sanidad, también se podrá sumergir las mascarillas en una dilución de lejía en proporción 1:50 con agua tibia durante media hora. Aunque en realidad, incide el documento oficial, si lo que utilizamos es otro producto “su uso será de acuerdo a las recomendaciones del fabricante, poniendo especial atención al uso diluido o no del producto y a los tiempos de contacto necesario para la actividad desinfectante”.

En cualquier caso, una vez desinfectadas las mascarillas, se lavarán con abundante agua y jabón para eliminar cualquier resto químico que pudiera quedar todavía y, con posterioridad, se dejarán secar muy bien. De esta forma estarán listas para el próximo uso (siempre personal e intransferible).

Tipos de mascarillas

La COVID-19 se transmite de forma aérea a través de gotitas expulsadas por la nariz y la boca de los infectados. Es una transmisión en aerosol, como se la conoce, y es lógico suponer que el uso de una mascarilla pueda ser últil. Sin embargo, ¿sabemos qué mascarillas podemos utilizar?

Mascarillas de protección

Un camarero, con una mascarilla tipo FFP2. Un camarero, con una mascarilla  tipo FFP2.

Un camarero, con una mascarilla tipo FFP2. / A.L. Juárez

Hay varios tipos de mascarillas que sí son una protección del personal que la lleva contra organismos infecciosos: son los modelos FFP2 y FFP3. Las mascarillas FFP2, tanto si si llevan válvula de exhalación como sino la llevan y también otros modelos con válvula. Son mascarillas auto-filtrantes desechables (algunas marcadas con una R también pueden ser reutilizables) diseñadas para trabajar de fuera hacia dentro. También protege la semimáscara buconasal con filtros. 

Mascarillas para no contagiar

Mascarillas tipo I, II y II2. Sirven para limitar el contagio pero no protegen. Mascarillas tipo I, II y II2. Sirven para limitar el contagio pero no protegen.

Mascarillas tipo I, II y II2. Sirven para limitar el contagio pero no protegen.

Son una barrera para no contagiar o evitar la emisión de organismos infecciosos al ambiente. Hay que dejar claro que no son equipos de protección aunque sí ayudan a contener el virus. Sirven la FFP1, la FFP2 sin válvula de exhalación, así como las quirúrgicas I, II  y IIR.

Estos tres últimos modelos de mascarillas quirúrgicas (que trabajan de dentro hacia afuera) solo están recomendados para que las usen los pacientes no los médicos y, por último, la denominada N.A. que son todas las mascarillas higiénicas (no equipos de protección) desechables y que no llevan la marca de la Comunidad Europea (CE).