Cultura

Las tinieblas de Gulliver

  • Diputación acoge la muestra 'El viaje pintado', de Guillermo Pérez Villalta y Ángel Mateo Charris, que ilustran dos obras clásicas de la literatura universal

Ayer se inauguró en el Claustro de Diputación la exposición 'El viaje pintado', de los artistas Guillermo Pérez Villalta y Ángel Mateo Charris. La muestra recoge el trabajo realizado por los pintores para la Editorial Galaxia Gutenberg (Círculo de Lectores), que les encargó ilustrar dos obras clásicas de la literatura universal: 'Los viajes de Gulliver', de Jonathan Swift, realizado por Pérez Villalta; y 'El corazón de las tinieblas', de Joseph Conrad, por Mateo Charris.

Aunque las obras datan de 2005 en el caso de Pérez Villalta, y 2007 en el de Mateo Charris, es la primera vez que coinciden en un mismo espacio expositivo y supone una oportunidad para comparar los estilos de ambos artistas y comprobar cómo se enfrentaron cada uno de ellos a la tarea de ilustrar estos libros tan arraigados en la cultura popular.

En la presentación de la exposición estuvieron presentes los artistas, quienes recorrieron el claustro para contemplar sus obras. Guillermo Pérez Villalta resaltó que "este encargo de la Editorial Galaxia Gutenberg está compuesto de 100 ilustraciones que hice en un año, lo que se convirtió en un auténtico y verdadero viaje". El artista reconoció que "al tratarse de ilustraciones, que no tiene la pesadez que conlleva pintar un cuadro, conté con mayor libertad. Se abrió ante mí todo un mundo de posibilidades a la hora de crear".

Dijo Guillermo Pérez Villalta que "al igual que William Morris, he intentado hacer del libro arte. Cada capítulo tiene un estilo y las imágenes hablan por sí mismas".

Destacan las letras capitulares que abren cada capítulo, decoradas y ornamentadas con mimo. El artista tarifeño inicide en que "esas letras capitulares eran muy importantes para mí, así como los colofones de cada capítulo", que tienen su propio ideograma, inventados por el pintor. Para él, "era muy importante el lenguaje simbólico" e invita al lector a descifrar algunos de los 'misterios' que envuelven sus ilustraciones.

Por su parte, Ángel Mateo Charris presenta 18 piezas de gran tamaño, realistas y de enorme impacto visual por las escenas y tonos elegidos. El artista cartagenero dice que con este encargo "pude hacer mi propia versión del libro. Me dieron a elegir entre varias opciones y opté por 'El corazón de las tinieblas' porque es uno de mis libros preferidos". Mateo Charris sostiene que "desde la Editorial me dieron total libertad a la hora de ilustrarlo, no había limitación de tamaño o número".

Sus innumerables viajes al contienente africano y su relación con sus paisajes y sus gentes fue otra de las razones que le hicieron decantarse por el texto de Joseph Conrad. "La versión que hago es un poco mía, no es el África que aparece en el libro, es el África que yo conozco. No sale el río Congo, aparece más Malí, Nigeria..." Tal es su implicación que "utilicé fotos mías para inspirarme".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios