Parroquia

Homenaje de Los Barrios al párroco Yelman Bustamante en su despedida de la Villa

  • El sacerdote recibe una reproducción de la torre de la Iglesia de San Isidro y una bandera de la localidad

  • "Tengo el afecto de todo el pueblo, y esa es mi carta de presentación", subraya ante su destino en Conil

Los portavoces municipales con el padre Yelman. Los portavoces municipales con el padre Yelman.

Los portavoces municipales con el padre Yelman.

El Ayuntamiento de Los Barrios ha rendido este viernes un emotivo y cálido homenaje de despedida al párroco Yelman Bustamante Solórzano, más conocido como Padre Yelman, que en septiembre se trasladará hasta Conil para ejercer su ministerio, destinado por el Obispado de la Diócesis. Bustamante será relevado por Benjamín Toro Aragón

El acto, convocado por sorpresa para el párroco, se ha celebrado en el salón de plenos y ha estado presidido por el alcalde, Miguel Alconchel. También ha contado con la presencia de los concejales David Gil, Sara Lobato, Pablo García, Daniel Pérez, Inmaculada Domínguez y Daniel Perea González, así como Rafael Oliva, que próximamente hará efectiva la toma de su acta en sustitución de Rubén Castilllo, representando al pleno del Consistorio por parte de los grupos municipales.

Para elogiar la figura del párroco, el primer edil barreño ha recordado que “es de las pocas personas que concitan unanimidad a su alrededor”. “Todo el mundo le quiere en el pueblo”, ha recalcado Alconchel.

“Hemos tenido la oportunidad de vivir momentos que han dejado huella en este municipio, la misma huella que tú dejas en Los Barrios. Queremos que te lleves el cariño de todos nosotros. Muchas gracias en nombre de toda la Corporación”, ha declarado el alcalde para finalizar su intervención.

Bustamante ha recibido como obsequio una reproducción de la torre de la Iglesia de San Isidro Labrador, enseña y emblema de la Villa, así como una bandera gualdiverde. Durante su ministerio en Los Barrios, la torre quedó completada con la instalación de las figuras de los patrones de la Villa: San Isidro y Nuestra Señora del Rosario.

El Padre Yelman, visiblemente conmovido, ha empezado su turno de palabra reconociendo que todo ha sido una sorpresa: “Yo creía que había sido citado hoy por la primera autoridad municipal para hablar de una licencia de obras y me he encontrado con esto”.

“Me siento agradecido con la vida y con Dios por las personas que me he encontrado en Los Barrios. Más que párroco fui amigo de todos, respetando los credos y las ideologías. Mi pastoral ha sido la de la proximidad, la de estar con la gente. Tengo el afecto de todo el pueblo, y esa es mi carta de presentación. Ese afecto es lo que me llevo y ese afecto es lo que voy a dar allá adonde voy. Guardaré el recuerdo de todos en mi corazón”, ha manifestado el sacerdote, que ha concluido mostrando su gratitud.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios