Gibraltar

La Guardia Civil afirma que cortó el aparejo a un gibraltareño de forma involuntaria

  • La Comandancia de Algeciras niega el incidente condenado por el Gobierno de Gibraltar

  • Reino Unido elevará una queja por una lancha de Aduanas en Catalan Bay

La lancha de Aduanas y la de la Royal Navy. La lancha de Aduanas y la de la Royal Navy.

La lancha de Aduanas y la de la Royal Navy. / E.S.

La Guardia Civil niega que se produjera el incidente con un pescador gibraltareño de atún que condenó el Gobierno de Gibraltar el jueves.

Según fuentes de la Comandancia de Algeciras, la patrullera estaba efectuando su labor habitual en la Bahía cuando observó un barco recreativo -no de pesca- y ralentizó la marcha para observarlo desde una distancia de unos cincuenta metros. Luego emprendió la marcha sin más, es decir, sin dirigirse a él en momento alguno.

Fue en ese momento cuando, según entiende la Guardia Civil, cortó sin voluntad de hacerlo el sedal del pescador, que había capturado un atún. Fue sin intención e incluso sin percartarse de ello, puesto que los agentes no se habían dado cuenta del corte del aparejo hasta que no lo han visto en los medios de comunicación esta mañana. Según la Guardia Civil, el propio vídeo de los pescadores evidencia que no hubo intención. 

El Gobierno de Gibraltar comunicó el supuesto incidente al del Reino Unido y lo condenó públicamente porque, según dijo, se produjo en las aguas territoriales que reclama y que España no reconoce. Sin embargo, ni siquiera elevará una protesta diplomática formal a Madrid, como es habitual en estos casos. 

Sí lo hará en otro incidente distinto, que se produjo en la tarde de este jueves en la zona de Catalan Bay, cuando una lancha de Aduanas se aproximó a la costa y mantuvo un intercambio de impresiones con una lancha de la Royal Navy. Inmediatamente el barco español dejó la zona. El suceso fue grabado en vídeo por algunos bañistas.   

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios