ES Melilla - ULB | La crónica

(94-71) La ULB se desfonda tras el descanso y consuma una derrota previsible

  • Los linenses son penúltimos de la fase de clasificación a cuatro triunfos de la final por el ascenso

El albinegro Cándido Matoso entra a canasta obstaculizado por varios rivales. El albinegro Cándido Matoso entra a canasta obstaculizado por varios rivales.

El albinegro Cándido Matoso entra a canasta obstaculizado por varios rivales. / ESM

La Unión Linense de Baloncesto cosechó una previsible derrota en la cancha del Enrique Soler, donde se hundió en la segunda parte después de haber plantado cara en la primera. Los albinegros, que desplazaron nueve jugadores, solo pudieron afrontar el partido con ocho, ya que Sergio Gil se resintió de unas dolencias y se limitó a presenciar el encuentro desde el banquillo. La diferencia de efectivos se dejó sentir en el tramo final.

A la ULB le están viniendo grandes los partidos ante rivales directos cuando le corresponde jugar fuera de casa. Este sábado, en Melilla, calcó el partido que jugó hace dos semanas en Huelva y entonces estaba en juego su clasificación. Los albinegros compitieron de tú a tú durante la primera mitad para desaparecer después del descanso.

Los linenses saltaron a la cancha decididos a plantar cara al conjunto de Javi Nieto. Fuertes en defensa y con desparpajo en ataque acabaron los diez primeros minutos por delante (14-19).

La segunda entrega fue muy competida y aunque el Enrique Soler logró voltear el resultado, las espadas quedaron en alto cuando ambos conjuntos se marcharon al vestuario, aunque los visitantes ya habían comenzado a recibir más puntos de los que pueden asumir para lograr un triunfo (40-36).

La segunda parte, sencillamente, no tuvo historia. Melilla elevó el tono de su trabajo defensivo, propuso un partido más físico y cuando llega ese lenguaje a la ULB se le ven las costuras. Las canastas en bandeja del equipo local después de robo fueron incontables.

Las diferencias fueron ampliándose hasta ese incontestable 94-71 del final, a pesar del esfuerzo del base Javier Balastegui (el mejor con 22 de valoración) y de la destacada aportación en puntos de Jakub Kasa (16) y Cándido Matoso (12).

Con este resultado la ULB se afinca en la penúltima plaza de la fase de clasificación y ya a cuatro victorias de los puestos que conceden plaza en la final a cuatro de ascenso a LEB Plata. 

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios