Algeciras CF - CD Marino | La previa Algeciras, con menos público pero con más ilusión

  • El imbatido equipo de Salva, a prolongar su buen arranque y a por la primera victoria en casa

  • El Nuevo Mirador solo puede acoger a 400 espectadores con las nuevas limitaciones

  • Llinares, la única novedad en una convocatoria con 19 futbolistas

Un entrenamiento del Algeciras en los anexos al Mirador. Un entrenamiento del Algeciras en los anexos al Mirador.

Un entrenamiento del Algeciras en los anexos al Mirador. / Nacho Marín

Con menos público pero con más ilusión. El Algeciras CF recibe este domingo (12:00, en directo por Footters) al CD Marino en la tercera jornada liguera del grupo IV-A de la Segunda B. Los albirrojos llegan lanzados tras su victoria en el Colombino, la primera de la temporada, y tras mantenerse imbatidos ante Marbella y Recre. El Nuevo Mirador solo podrá acoger a 400 personas en las gradas, la mitad de lo que estaba previsto, por el nuevo decreto de estado de alarma en Andalucía por el coronavirus. El club hizo un sorteo entre los abonados que habían reservado su asiento.

El Algeciras apunta alto en un arranque de temporada que ilusiona. El equipo de Salva Ballesta podría acabar la jornada dentro de los tres primeros puestos del subgrupo, los que dan derecho a pelear por el ascenso a Segunda y garantizan plaza en la Segunda B Pro al término de la primera fase. Palabras mayores.

Salva Ballesta avanzó que recupera a Marc Llinares y que los lesionados poco a poco van viendo la luz, aunque se antoja precipitado aún para Dani Sales o Yago Pérez. La enfermería también está pendiente de Gonzalo Almenara y Raúl Hernández. La entrada de Llinares en una convocatoria de 19 jugadores es la única novedad. Repite el canterano Juanjo Coronil, entusiasmado por su debut en Huelva, aunque el técnico tendrá que hacer un descarte este domingo.

El once del Algeciras, con el algecireño Juan Serrano ya asentado tras su golazo al Decano, no debería presentar novedades tras lo visto en el Colombino aunque el técnico siempre deja abierta la puerta a algunas variables tácticas en función del rival, en este caso un Marino que aterriza como colista tras dos derrotas. Salva no quiere ni un ápice de relajación en un duelo que subraya como fundamental. "Los chavales saben que para mí es una auténtica final", avisa.

"Nos enfrentamos a un rival que hasta determinados minutos en Marbella no fue inferior y que incluso con el 1-1 tuvo ocasiones para ponerse por delante, así que relajación la mínima", señala el técnico. "El Marino a nivel ofensivo despliega rápido, llega con gente y tiene jugadores de mucha calidad", agrega el técnico, que vuelve al banquillo tras su sanción de tres partidos y se mantiene invicto en partido oficial en el Mirador.

"Ya no hay nadie que tú digas es que es inferior, los equipos están muy trabajados y hay que pelear todo", insiste Ballesta, que tampoco quiere obsesionarse con la victoria en un partido en el que parten como favoritos. "Si no puedes ganar, esta es una competición de tiempo pequeño y todo lo que no sea perder es sumar para estar arriba".

Salva espera que el Algeciras mantenga "la actitud" demostrada en las dos primeras jornadas. "Recuerdo el partido del Cádiz B el año pasado, que por actitud estuvimos a punto de perderlo. Sé que un equipo no puede dominar siempre y que dentro de un partido hay muchos partidos, habrá momentos de someter y ser sometido, pero la actitud no puede faltar", reflexiona.

"Este partido es una auténtica final para mí"

El míster vuelve a dejar claro su credo a la hora de confeccionar el once: "El que no trabaja duro durante la semana ya sabe lo que hay... Aquí no tiene el puesto asegurado nadie, pero quiero destacar que el equipo está actuando de una manera extraordinaria, alegrándose de todo y sabiendo que ahora es el momento de determinados jugadores".

Salva Ballesta lamenta que solo vayan a poder recibir el aliento de 400 aficionados en las gradas por las limitaciones de la Junta de Andalucía: "A nadie le gusta no tener a todos los aficionados aquí. Desde mi punto de vista no tiene sentido por la capacidad que tiene el Mirador, porque es el aire libre y porque me parece incongruente con lo que veo en la calle y en otros sectores. Es un palo importante, pero hay que aguantarse y aceptarlo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios