Deportes

Goleada tras el descanso

  • El Leganés igualó de penalti antes del intermedio el 1-0 de Bale

  • El doblete de Benzema desniveló un duelo que acabó cerrando Sergio Ramos

El galés Gareth Bale controla el balón. El galés Gareth Bale controla el balón.

El galés Gareth Bale controla el balón. / rodrigo jiménez / efe

Liberado sin Cristiano Ronaldo, el tanto por partido de Gareth Bale y la cara más goleadora de Karim Benzema, autor de un doblete, guiaron al Real Madrid a una goleada en el Santiago Bernabéu ante el Leganés, el día que se produjo el relevo en portería con el debut de Courtois.

El adiós de Cristiano tendrá numerosas connotaciones negativas para el Real Madrid y quizás no tantas positivas, pero algunas salen pronto a la luz. El gol ya no recae en una figura y la responsabilidad la asumen dos futbolistas que han dado el salto en el inicio de curso: Bale y Benzema.

El Leganés pareció atemorizado de inicio, como impresionado por el Bernabéu. El premio no tardó en llegar y lo hizo de nuevo con Bale. Sus números se disparan sin Cristiano Ronaldo. El movimiento de Bale fue de goleador. Se frenó en seco para quitarse al marcador de encima y su latigazo no pudo detenerlo Cuéllar, que se quedó con el molde del balón en sus guantes.

Apuntaba noche plácida para un líder que podía explotar su pegada, cuando la primera llegada del Leganés tuvo premio. Un nuevo despiste defensivo de Marcelo. que no luchó una pelota, acabó en un penalti de Casemiro a Eraso. Carrillo no desaprovechó la oportunidad en la pena máxima.

A los tres minutos de la reanudación Asensio aparecía por la izquierda y su centro medido lo cabeceaba a la red Benzema. Su disputa por la zona con Silva provocó la consulta del VAR. Tardó demasiado, dos minutos y medio, y enfrió la alegría del gol.

El Madrid quiso la goleada y la consiguió. Benzema firmaba su doblete con un gol de matador. Se asoció con Modric y sacó un disparo cruzado ajustado imparable para Cuéllar. Con el Leganés ya de brazos caídos convencido de que esta no era su guerra, el broche llegó con un penalti cometido sobre Asensio que materializó Sergio Ramos, el primer lanzador.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios