Deportes

Ayuntamiento de La Línea y Balona "de la mano" para buscar soluciones en el estadio

  • Ambas partes resaltan que el necesario derribo de la visera es "una situación sobrevenida" y no prevista XX La utilización de gradas supletorias en Tribuna, aún por confirmar

Helenio Fernández, Juan Macías, Juan Franco, Raffaele Pandalone y Mario Galán, durante la rueda de prensa. Helenio Fernández, Juan Macías, Juan Franco, Raffaele Pandalone y Mario Galán, durante la rueda de prensa.

Helenio Fernández, Juan Macías, Juan Franco, Raffaele Pandalone y Mario Galán, durante la rueda de prensa. / RAG

Comentarios 1

El Ayuntamiento de La Línea y la Real Balompédica Linense han escenificado esta mañana, con una rueda de prensa conjunta, que trabajan "de la mano" para superar la situación que se ha producido después de que un informe de los técnicos municipales obligase el pasado lunes a clausurar la zona alta de la grada de Tribuna del estadio Municipal, cuya visera tendrá que ser demolida. El alcalde, Juan Franco, ha explicado que los acontecimientos se han precipitado y que no le es posible determinar aún cuándo será retirado el voladizo, aunque ha expresado su convencimiento, basado en el mismo informe, de que una vez suceda esto, la zona superior de la grada volverá a estar abierta al público.

Franco comparecía ante los medios junto a sus concejales Juan Macías y Helenio Lucas Fernández, mientras que la Balona estaba representada por el presidente, Raffaele Pandalone, y el director general, Mario Galán.

Ambas partes han insistido en los argumentos que se vienen utilizando desde el pasado lunes: que es una situación sobrevenida, que no había indicios precedentes de que puede suceder y apelaron a la comprensión y paciencia de los aficionados, pero muy especialmente de los abonados de tribuna. En este sentido Pandalone ha recalcado que ha recibido "muchos mensajes de apoyo" en las últimas horas y ha lamentado que desde la presidencia de la Balona "poco se puede hacer".

El objetivo del equipo de gobierno es que, con las obras que se realizarán tanto en la Tribuna como en la Preferencia (que igual no puede ser utilizada en su totalidad el próximo día 30 ante el Sevilla Atlético, pero sí que habrá recuperado parte de su aforo perdido en el último compromiso) es "alargar la vida útil" del estadio una década "porque lo que queda claro ahora más que nunca es que la ciudad necesita un nuevo estadio", recalca el alcalde.

Franco advierte de que las condiciones del mismo y la ubicación del nuevo recinto serán objeto de "debate" para llegar "a un consenso" después de que la publicación por parte de este medio de que el proyecto del nuevo PGOU traslada la instalación a una zona del parque Princesa Sofía haya generado mucha polémica.Helenio Fernández ha resaltado que el resto de entidades que tienen su sede en los bajos de Preferencia (Federación de Fútbol, Colegio de Árbitros y Club Atletismo Linense) están al tanto de todos los acontecimientos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios