cómics

De Colan a Brunner

  • '¡Saluda al maestro!' contiene los últimos episodios del primer volumen de la serie Doctor Strange, así como los números 3 a 14 de 'Marvel Premiere'

Una ilustración de 'El señor Jean'. Una ilustración de 'El señor Jean'.

Una ilustración de 'El señor Jean'.

He titulado esta reseña "De Colan a Brunner" y bien podría haber sido "De Thomas a Englehart", si hubiese querido traer a primer plano el trabajo de los guionistas en lugar del de los dibujantes (algo que, en mí, suele ser habitual). Y no es por hacer de menos la labor de dos escritores que adoro y que marcaron época, pero si hay algo superlativo en¡Saluda al maestro!, segundo volumen de la recopilación cronológica de las aventuras del Doctor Extraño en la colección Marvel Gold es el apartado gráfico. Por un lado tenemos a Gene Colan en un momento dulce, embellecido por el entintador que mejor supo entender su lápices, Tom Palmer, jugando con las sombras y la composición de página para crear una atmósfera densa y un ritmo vibrante; y, por otro, tenemos a Frank Brunner, un artista de línea elegante y detallista que, por desgracia, no se prodigó demasiado y que abunda también en espectaculares composiciones de página, con la psicodelia como referente. El paso de Colan a Brunner (igual que el de Thomas a Englehart) es un signo de la entrada de Marvel en la década de los setenta, década en la que la editorial de Spiderman dio un nuevo golpe estético sobre la mesa y acabó por llevarse el gato al agua en el competido mundo de los superhéroes. Junto a uno y otro, el tomo ofrece otras propuestas visuales de menor nivel, pero no desdeñables, como son los aportes de los entintadores Dan Adkins y el citado Palmer, encargados de los lápices en diversos episodios, y de nombres propios del dibujo como John Buscema, Herb Trimpe, Marie Severin o unos jovencísimos Jim Starlin y Barry Smith (ya con estilos claramente definidos), una alegre tropa que asoma puntualmente.

¡Saluda al maestro! contiene los últimos episodios del primer volumen de la serie Doctor Strange, esto es, los números 169 a 183 (1968-69), así como los números 3 a 14 de Marvel Premiere, cabecera en la que volvió a asomar el hechicero marvelita a mediados de 1972, y en la que se quedó hasta 1974. Además, se incluyen otras historietas de aquellos años que gozan de una presencia destacada del personaje: The Avengers 61, Sub-Mariner 22, The Incredible Hulk 126 y Marvel Feature 1. Como el presente tomo reúne en un solo libro varios recopilatorios estadounidenses, Panini completa su edición con hasta tres jugosas introducciones, dos de Thomas y una de Englehart, quienes recuerdan su paso por la serie, los habituales comentarios de Raimon Fonseca y una nutrida sección de extras en la que van algunas portadas de Rafael López Espí para antiguas ediciones españolas, se reproducen diversas páginas originales de Colan, dos o tres cositas de Brunner y otras perlas. Todo este material muestra que el cambio de década fue una época excitante para el Doctor Extraño, superada al fin la nostalgia por el incomparable inicio de la serie a manos de Steve Ditko. Y aún queda por llegar la segunda mitad del trabajo de Englehart y Brunner, que acelerarían un poco más las revoluciones con el lanzamiento del volumen 2 de Doctor Strange en 1974.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios