cómics

Buscando un refugio

Una imagen de la obra. Una imagen de la obra.

Una imagen de la obra.

Partiendo de la base de que el primer centenar de tebeos de Los Cuatro Fantásticos son una de las cumbres de la historia del género de superhéroes, todo lo que se ha hecho posteriormente palidece ante la fuerza y belleza del trabajo de Stan Lee y Jack Kirby. Con todo, el célebre cuarteto, primera piedra del universo Marvel, ha disfrutado de etapas tan interesantes y significativas como la de John Byrne en la década de 1980 (con su proverbial Back to the Basics!), la de Mark Waid y Mike Wieringo a comienzos del presente siglo o el más reciente tapiz tejido por el guionista Jonathan Hickman, con ayuda de distintos dibujantes.

Panini viene reeditando las aventuras del supergrupo en distintas colecciones y formatos, reservando los gruesos tomos de Marvel Gold para el material anterior a la llegada de Byrne. ¡Caos en el Gran Refugio! es el título del octavo volumen de dicha serie, y nos acerca a los episodios publicados originalmente entre octubre de 1974 y octubre de 1976, un periodo de transición en el que participan escritores como Roy Thomas, Gerry Conway y Len Wein, junto a dibujantes como los hermanos Buscema, Rich Buckler y George Pérez. Es una época de crisis familiar (como melodía de fondo de argumentos eminentemente de acción, claro está) en la que asisten al grupo miembros eventuales como Medusa, Thundra o el mismísimo Powerman, y en la que la serie camina en busca de un nuevo rumbo (el que, un poco más tarde, hallarían Wein y Pérez). Se recopilan aquí los números 151 a 175 de Fantastic Four, así como los Giant-Size Fantastic Four 3 y 4, el Fantastic Four Annual 11, el Marvel Two-In-One 20 y el primer Annual de esta última colección. El jugoso reparto de secundarios incluye héroes y villanos como Mahkizmo, el Doctor Muerte, Estela Plateada, Xemu, los Inhumanos, Hulk, el Cruzado (con el que Thomas trajo de vuelta al clasiquísimo Marvel Boy), Galactus, el Alto Evolucionador o la Legión de la Libertad (otra excusa para que Thomas juegue con sus queridos superhéroes de la Edad de Oro).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios