Campo de Gibraltar

Imputan a Ruiz Boix por la denuncia de un policía al que no dejó grabar un Pleno

  • Los hechos se producen en febrero cuando el alcalde desalojó la sala en medio de una gran tensión El primer edil afea a la oposición y señala que está detrás de esta querella

Comentarios 9

La juez de Instrucción número 2 de San Roque ha imputado al alcalde sanroqueño, Juan Carlos Ruiz Boix a raíz de una denuncia interpuesta por un agente de la Policía Local al que no dejó grabar un Pleno. El auto señala que no están determinadas la naturaleza y circunstancias de tales hechos ni las personas que en ellos intervinieron por lo que anuncia la apertura de diligencias previas con las declaraciones del denunciante y denunciado.

La querella se interpuso tras el Pleno ordinario del mes de febrero en el que se aprobó el reglamento de las disponibilidades de la Policía Local para 2013 con gran crispación. El alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, no permitió a un agente que grabara la sesión plenaria y desalojó al público, entre los que se encontraban dirigentes del Partido Popular, como el presidente local, Carlos Mescua, y el vicesecretario de Política Local, Ramón Aranda.

Posteriormente, en el Pleno de julio el alcalde propuso una modificación del reglamento orgánico municipal para permitir a los vecinos grabar los plenos. Sin embargo, no salió adelante porque hacía falta mayoría absoluta sobre el total de la Corporación (11 miembros) y no la cualificada por ser un cambio de calado. El gobierno carecía de ella por la ausencia de Juan José Puerta (PSOE). La votación fue nominal.

El primer edil mostró ayer su sorpresa por esta imputación y aseguró que no había recibido ninguna notificación del juzgado. "Lo sé por los medios de comunicación, pero tengo claro que la oposición y el PP estaban orquestando esta campaña cuando he visto que el letrado del agente es un miembro de la lista electoral del PP", explicó Ruiz Boix, quien consideró que la justicia no está para esta utilización espuria. El regidor sanroqueño añadió que todo surge de un conflicto laboral con la Policía que engarza después la oposición al completo para tratar de deteriorar su imagen.

"Con los datos que tengo todavía no sé de qué se me acusa, pero el día que tenga que acudir al juzgado iré con la claridad y transparencia que se me caracteriza y no ocultaré nada", manifestó el primer edil. A este respecto, Ruiz Boix indicó que esos dos plenos fueron emitidos íntegramente por la televisión municipal y con anuncios previos. "He cumplido de sobra con mis obligaciones legales y estoy muy tranquilo porque ya he vivido estas circunstancias y salvo los juicios mediáticos al final el tiempo pone a cada uno en su sitio", argumentó.

Así mismo, afeó a la oposición que "lo único que sabe es deteriorar la imagen de la Alcaldía y no realiza propuestas para beneficio de los vecinos".

Por último, aclaró que quiso cambiar las ordenanzas para que las grabaciones de pleno no se conviertan en debate. "Esta situación no es nueva, se vive en muchos municipios y San Roque es totalmente transparente porque los plenos se retransmiten completos en la televisión municipal", concluyó.

Por su parte, el concejal del PP, José Cabrera, señaló que en el Pleno en el que se desalojó a todo el público supuso una vulneración de los derechos de los ciudadanos porque había gente que en ningún momento había protestado, entre ellos miembros del PP. Además, señaló que esta situación se habló en un comité ejecutivo y se planteó la posibilidad de denunciarlo ante la Fiscalía y actualmente los servicios jurídicos del partido lo están estudiando y no se descarta nada.

Por otra parte, Cabrera señaló que el alcalde "quiso cubrirse las espaldas con un modificación del reglamento orgánico municipal que nosotros consideramos que no daba lugar y no tenía mayoría para hacerlo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios