Real Balompédica Linense | El rival El Real Murcia acumula dos meses sin ganar

  • Los pimentoneros, en crisis, pierden a Nahuel y recuperan a Charlie Dean

El murcianista Víctor Curto pelea la pelota la semana pasada en Talavera. El murcianista Víctor Curto pelea la pelota la semana pasada en Talavera.

El murcianista Víctor Curto pelea la pelota la semana pasada en Talavera. / La Verdad /LOF

El Real Murcia que recibe esta tarde (17:00) a la Real Balompédica lleva dos meses y tres días sin celebrar una victoria. 62 días sin sumar tres puntos. Ocho jornadas sin saber lo que es ganar. Ocho partidos de caída libre que ha convertido al Murcia en el segundo peor equipo del grupo en ese periodo.

Da igual la fórmula que se utilice, lo único cierto es que desde el 13 de enero, cuando venció al Sanluqueño en la Nueva Condomina, cuando el destrozo del mercado invernal todavía no se intuía, el Real Murcia deambula por el Grupo IV como un alma en pena, como un cuerpo sin corazón, como un equipo que ni quiere ni sabe ganar.

El desastre deportivo, que acabó hace tres semanas con la presencia de Manolo Herrero en el banquillo, no solo supone el adiós a pensar en el play off sino que los murcianistas, como señalaba hace siete días Javi Motos, solo pueden pensar en conseguir cuanto antes tres victorias para no meterse en el poco atractivo baile por no descender. De momento, lo único que va salvando cada traspié de los granas es que los equipos de abajo tampoco suman de tres en tres.

La derrota de hace siete días frente al Talavera fue la gota que colmó el vaso de una afición tan enfadada que ha preferido no acudir a los últimos partidos para no sufrir. La penosa imagen ofrecida el pasado domingo confirmó que el problema no estaba en el banquillo. Los pimentoneros han puesto entradas a cinco euros para animar a sus seguidores a acudir a una cita que se antoja clave para sus intereses.

Al igual que Manolo Herrero, Javi Motos no ha servido de revulsivo, y es que el papelón esta en el césped, donde no hay recursos suficientes para ofrecer el nivel óptimo en el Grupo IV, y los culpables en un palco donde no pensaron en lo deportivo cuando echaron a ocho jugadores y ficharon a solo tres en el mercado invernal.

El técnico murciano, buscará sacar de donde no hay para aguantar en el banquillo, para dejar de estar en la cuerda floja a cada semana que pasa. Esta tarde se sentará por primera vez en el banquillo de la Nueva Condomina.

Para este encuentro, el once que disponga Javi Motos es toda una incógnita. Lo único que parece seguro es que Charlie Dean volverá al centro de la defensa con Hugo Álvarez, mientras que Forniés estará en la banda después de cumplir un partido de sanción. Armando, central en los últimos dos choques, recuperará su sitio en el mediocampo junto a Maestre. Las incógnitas llegan en ataque. Nahuel es baja y Motos recupera a Miñano, Chumbi y Víctor Curto.

“Somos conscientes de que la semana pasada en Talavera no ofrecimos nuestra mejor versión, pero este domingo tenemos una gran oportunidad para conseguir una victoria. Nos allanaría mucho el camino que nos queda”, explicó Motos en la previa.

La Federación de Peñas Murcianista ha citado a ambas aficiones para una convivencia previa al partido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios