Real Balompédica Linense Copi designa a su heredero: Antoñito

  • Trece años después de su fichaje por la Balona, el exalbinegro bendice la llegada de otro algecireño

  • El centenario goleador, rotundo: "Nos va a dar muchas alegrías, es muy buen pelotero"

Antoñito y Copi, en el Campo Virgen del Carmen de La Línea Antoñito y Copi, en el Campo Virgen del Carmen de La Línea

Antoñito y Copi, en el Campo Virgen del Carmen de La Línea / RAG

Isaac Luis Chico Copi es el delantero que más veces ha celebrado un gol con la Real Balompédica  Linense en competición oficial. O eso dicen los que manejan estadísticas. Nada menos que ciento ocho tantos jalonan su paso por el equipo de La Línea. El fichaje del algecireño por la escuadra albinegra en junio de 2007, convulsionó el fútbol comarcal. Este verano se ha producido un nuevo trasvase del Nuevo Mirador al vetusto Municipal de La Línea, del Algeciras a la Balona, el de otro algecireño Antonio Manuel González Antoñito. Los intercambios en uno y otro sentido han sido infinitos a lo largo de la historia. Y esta vez, como sucedió con Copi, también dejó mucho revuelo tras de sí, aunque ahora estén "las aguas más tranquilas”, según confirma el propio mediapunta, reconvertido en extremo, que no duda en ejercer de balono cada vez que el club le requiere.

Copi forma parte importante de la Balona, en la que confesó que siempre prensó que se retiraría. Fue uno de los jugadores señalados con el dedo por el añorado Alfredo Gallardo. Uno de los niños bonitos del desaparecido presidente. El 18 de enero de 2015, al firmar un hat-trick que derrotaba a La Hoya Lorca, superaba el centenar de dianas con la guayabera albinegra, entraba en el imaginario Salón de la Fama del equipo de La Línea y, de paso, dejaba a su equipo en puestos de play-off. Pero por encima de lo que digan las cifras, hacía mucho que había conquistado el corazón de la hinchada.

Tiempo después de aquello Copi acabó vistiendo las camisetas de AD Ceuta, Unión Deportiva Ibiza, Club Deportivo San Roque, Unión Deportiva Los Barrios y Europa de Gibraltar, pero el de la barriada de Pescadores se maneja siempre en balono. Por eso no ha sido nada extraño verle ejercer de monitor en el campus que el conjunto albinegro ha llevado a cabo durante todo el mes de julio en las instalaciones del Virgen del Carmen, en la barriada linense de La Atunara. La casa del Atlético Zabal.

Fue precisamente en ese marco en el que coincidieron Copi y Antoñito. Pasado y futuro de una misma historia, de una misma apuesta. La del primero, con su epílogo más que cerrado. La del segundo, con todo por escribir. Quizás por eso Antoñito, que por cierto ha heredado el dorsal número ocho de Manu Molina, se refiere a él con tanto respeto. “No creo que haya comparaciones, Copi.. es Copi. Además yo no soy goleador”.

Por su parte el centenario anotador albinegro no duda en bendecir su contratación. “Nos va a dar muchas satisfacciones”, dice utilizando la primera persona del plural mientras uno y otro posan para Europa Sur, apartando solo por unos segundos las mascarillas de sus rostros. “Es muy buen pelotero”.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios