Real Balompédica Linense Balona: más sensaciones que números en pretemporada

  • Los albinegros acaban su preparación con dos triunfos, dos empates y tres derrotas

  • La tranquilizadora sensación de solidez contrasta con la falta de gol

  • La versatilidad de muchos jugadores y su adaptación a diferentes dibujos, aspectos positivos

La plantilla de la Balona, al finalizar su concentración en el Marbella Football Center La plantilla de la Balona, al finalizar su concentración en el Marbella Football Center

La plantilla de la Balona, al finalizar su concentración en el Marbella Football Center / RBL

La Real Balompédica Linense inicia este martes, después de disfrutar de un par de días de descanso, la semana que la encamina hacia el comienzo de su décima temporada en Segunda B, en Los Cristianos (Tenerife) ante el CD Marino. Atrás quedarán 54 días de pretemporada, una concentración en Marbella y siete amistosos que arrojan mejores sensaciones que resultados. Tanto de las cifras como de lo observado en el terreno de juego se deduce que el equipo albinegro está consolidado en el apartado defensivo, lo que tiene mucho mérito teniendo en cuenta que hay muchas caras nuevas, que cuenta con jugadores versátiles, que se adapta bien a los diferentes dibujos que propone su entrenador… pero con más tareas pendientes de cara al marco contrario.

Las pretemporadas son eso, periodos de preparación. Tan peligroso es sacar conclusiones rotundas como las exageradas alabanzas o las críticas exacerbadas. El fútbol de competición es, sencillamente, otra cosa y eso que algunos de los partidos de preparación de este verano-otoño los afrontaron los equipos al más puro estilo Segunda B.

Con todo, siete amistosos, dos de ellos sin acceso para los medios de comunicación, dejan para la Balona dos triunfos (1-0 sobre el Marbella y el Sevilla Atlético), otros tantos empates (1-1 con el Almería de Segunda A y Recreativo de Granada) y tres derrotas (1-0 frente al Linares y el Córdoba y 2-0 ante el Cádiz B). Unos números que distan, bastante, de la esperanzadora sensación que dejan los de La Línea sobre el terreno de juego. Dicho sea de paso, las condiciones del terreno de juego del Municipal le han impedido jugar un solo amistoso en su estadio.

En el lado positivo destaca, por supuesto, el apartado defensivo. Los albinegros no solo han encajado seis goles en siete encuentros (0’85 por duelo), sino que han sido capaces de demostrar una solidez enorme a pesar de que el técnico ha realizado numerosas rotaciones de jugadores, del puesto que ocupaban e incluso de la forma de jugar.

Con independencia del tranquilizador rendimiento de Nacho Miras, en la retaguardia han sorprendido positivamente tanto el hondureño Bryan Barrios –incansable- como Din Alomerovic, que parecen los máximos candidatos a ocupar los costados al principio, pero es que Sergio Rodríguez –que ha jugado de casi todo- y el canterano Nacho Holgado no le han ido a la zaga. Los centrales (Carrasco, Fabrizio Danese y Mikel Fernández), con sus claroscuros según en qué partidos, han saldado el periodo con un nivel aceptable. Hay muchas variantes, pero ojo con el bilbaíno que ha sobresalido en alguno de los compromisos.

Lo mismo se puede aplicar al eje central del medio del campo. Paco Candela deslumbró ante el Almería, aunque luego se vio obligado a descansar. Chironi, un futbolista más que interesante, y Aly Coulibaly, que no le desmerece, parecen llevar juntos media vida y José Ramón Masllorens se ganó a pulso (y de largo) su contratación.

De cara al marco contrario el balance no es tan alentador, como lo demuestran cuatro goles en siete duelos de preparación (0’57) sin que en ninguna ocasión la Balona haya celebrado dos tantos en un mismo compromiso.

Sin embargo, sin que eso suponga poner paños calientes, el balance tiene muchos atenuantes. Por lo pronto la mayor parte de las ausencias se han concentrado en las demarcaciones más ofensivas: Pito Camacho por su positivo de coronavirus, Luis Alcalde debido a la enfermedad y posterior fallecimiento de su madre, Koroma por la marcha con la selección de Sierra Leona, Javi Forján por una doble lesión… 

En lo que se refiere a las bandas, Álex Peque ha sido el más regular en su aportación, Wolosso necesita aún asimilar muchos conceptos del significado del juego de conjunto y Antoñito aún no ha enseñado lo mejor de sí.

Cuatro goles en siete amistosos, un pobre balance

Con Luis Alcalde como único media-punta natural (Calderón ha probado en ese puesto también a Antoñito y a Álex Peque) los nueves Tato Díaz y Pito Camacho tienen un perfil bastante similar y Javi Forján, un tanto distraído durante este periodo barajando la posibilidad de marcharse, ha aportado poco.

Los cuatro goles de la Balona se los reparten Pito Camacho (2), Luis Alcalde (1) y Candela (1). Un dato significativo: dos de esas dianas llegaron en jugadas ensayadas a balón parado, una suerte que los balonos manejan bastante bien porque las trabajan mucho.

Una vez hecha toda esta reflexión no queda otra que añadir, como hacía el mentalista Anthony Blake después de cada una de sus apariciones, que no es más que fruto de la imaginación de quienes han analizado la pretemporada de la Real Balompédica. Lo real, lo importante, empieza el domingo. Y a pesar del siempre gélido balance numérico, hay sobrados motivos para que los aficionados balonos sean optimistas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios